fbpx
Nadia Blel y Juliana Aray lograron sólidas votaciones, el 13 de marzo pasado, gracias a la burocracia de la Gobernación de Bolívar. /Foto: Campaña de Nadia Blel al Senado.

El factor ‘Gobernación’ en la victoria de los Blel en las Legislativas

Detrás de la abultada votación de los Blel, el pasado 13 de marzo, hay contratación pública, vinculación de aliados por órdenes de prestación de servicios y funcionarios que hicieron política a favor de esas candidaturas.

Una investigación de La Silla Vacía reveló cómo las casas políticas bolivarenses Blel y Montes, lideradas por los exsenadores condenados por parapolítica Vicente Blel y William Montes, usaron los recursos de la Gobernación de Bolívar para ganarse cinco sillas en el Congreso y coronarse como poderosas fuerzas políticas de este departamento para los próximos cuatro años. 

La contundente victoria de los Blel y Montes, grupos que manejan el partido Conservador de Bolívar y mandan en la Gobernación, fue posible gracias a tres hechos, según La Silla:

  1. El uso de contratación pública a cambio de votos en varios municipios. 
  2. La vinculación por órdenes de prestación de servicios de varios líderes barriales, en la Gobernación, en enero pasado.
  3. Funcionarios del Departamento haciendo política, pese a estar prohibido por ley.

Los Blel y los Montes se ganaron cinco sillas del Congreso (tres los Blel y dos los Montes) y se quedaron con la mayoría de asientos a la Cámara de Representantes, pues de las seis curules tienen cuatro. Las otras dos las tienen los liberales (Silvio Carrasquilla) y el Pacto Histórico (Cha Dorina Hernández).

Con todo este poder acumulado, los Blel y los Montes intentarán recuperar en las elecciones de 2023 su injerencia en la Alcaldía de Cartagena, poder que perdieron con la llegada de William Dau el 1 de enero de 2020. 

Dau derrotó a William García, el candidato que tenía el apoyo de estos cuestionados clanes.

1. El cemento pone votos

Una locomotora de cemento para inversión educativa ha estado a toda marcha en Bolívar desde el año pasado. Se trata de una megainversión, para construir colegios y mejorar aulas, que suma $194.142 millones.

Una fuente que conoce las movidas políticas de Bolívar le dijo a La Contratopedia que parte de esos contratos fueron clave para la financiación de las campañas de los candidatos del grupo Blel, el 13 de marzo.

Aunque no es fácil probar que parte de esa plata terminó en las arcas de las campañas de Yamilito Arana, Nadia Blel y Juliana Aray, sí hay nexos entre los municipios beneficiados con esas obras y las votaciones del 13 de marzo.


Las inversiones para construcción de las nuevas escuelas suman $152.233 millones y beneficiarán a 11 municipios. En 10 de esas poblaciones, los conservadores fueron la principal votación al Senado. Solo en San Martín de Loba quedaron por debajo de los liberales (2.136) por una mínima diferencia de votos (2.122). Mientras que en Cámara fueron la principal fuerza electoral en los 11 municipios.

La Silla Vacía encontró que en Barranco de Loba, uno de los municipios beneficiados con esos contratos, el mismo gobernador Blel anunció desde allí el inicio de obras en una escuela. 

En ese municipio los conservadores fueron los más votados: sacaron 1.840 votos a Senado (1.323 de ellos para Nadia Blel, hermana del gobernador) y 3.346 a Cámara. El candidato más votado a la Cámara fue Yamil Arana, del grupo Blel.

"Presentar y jalonar ese tipo de proyectos para los municipios fue clave para que los alcaldes pusieran a sus estructuras a votar por los candidatos de la casa Blel”, contó La Silla.

De hecho, un dirigente político le reconoció a ese medio haberle reclamado a varios alcaldes porque no lo apoyaron. Los mandatarios municipales, según el político que cita La Silla, reconocieron haberle puesto votos al grupo Blel por la presión de las obras.

Hace cuatro años, las votaciones fueron distintas. La fuerza más votada al Senado en Bolívar fue la liberal, en cabeza de Lidio García, quien logró en esas elecciones más de 86.000 votos. Ese partido manejaba en aquel momento la Gobernación con Dumek Turbay. 

Nadia Blel, en cambio, apenas logró 45.000 votos, una cifra que en las urnas el mes pasado y con su hermano en la silla de Gobernador, la senadora Blel casi triplicó: sacó unos 125.000 votos. 

Los conservadores fueron los más votados en la Cámara en 2018 con 179.536 sufragios y lograron las curules de Yamil Arana (casa Blel) y Emeterio Montes (casa Montes).

Ambas casas tenían participación en la Gobernación y hasta injerencia en la contratación pública, como salió a relucir en audios publicados por W radio, donde se escucha al exsenador Vicente Blel Saad hablar de repartición de contratos. 
Ahora que los Blel tienen a uno de sus miembros en el primer cargo de Bolívar lograron aumentar esos apoyos y, en marzo pasado, la lista del Partido Consevador a la Cámara consiguió 314.316 respaldos en las urnas.

2. OPS a líderes aliados

La Silla también reveló que varios líderes, que suelen mover votos a favor de los Blel, fueron contratados este año a través de órdenes de prestación de servicios (OPS). Si bien esas vinculaciones no son ilegales ni los contratistas tienen prohibido participar en política, muestran cómo desde la Gobernación hubo una búsqueda activa de votos para asegurarles un robusto caudal electoral a los candidatos del clan Blel.

Uno de esos líderes barriales con OPS es Aldo Lora. Obtuvo un contrato en la Gobernación, el 22 de enero pasado, por $16.200.000 para “apoyar a los organismos comunales en el calendario electoral 2022”.
Ese contrato tiene una vigencia de seis meses y lo firmó Willy Escrucería Castro, director de Función Pública en la Gobernación.

Entre las obligaciones de Lora están:

  1. Brindar asistencia técnica a los municipios en procesos comunales.
  2. Apoyar los procesos de capacitación con el Ministerio del Interior.
  3. Apoyar los procesos de elecciones de organismos comunales en Bolívar.
  4. Brindar apoyo al proceso de diagnóstico del proceso de elaboración de la política pública comunal de Bolívar.

Lora también tuvo una OPS similar el año pasado con la Gobernación.

Y en 2020 se ganó un contrato de un mes, por $2.000.0000, para apoyar a la Dirección de Ingresos de la Secretaría de Hacienda del Departamento.

Además de hacer campaña activa por Nadia Blel y Juliana Aray (hermanas del gobernador Vicentico Blel) —de hecho tiene como foto en su perfil de WhatsApp publicidad política alusiva a ambas—, Lora ha sido un crítico público del gobierno de William Dau. 

Primero lideró un movimiento de revocatoria que llamó ‘Por el Sí Cartagena’ y luego, en diciembre pasado, en la sede de la Registraduría de Cartagena, quemó las firmas recogidas argumentando falta de garantías. 

Este líder ahora es uno de los organizadores de una “velatón”, programada para este 12 de abril, por la ola de inseguridad que vive Cartagena desde hace meses. 

“Por iniciativa ciudadana, un gran grupo de líderes sociales y ciudadanos preocupados por la ola de violencia y el derramamiento de sangre en el territorio de Cartagena te invitamos a que te vincules y participes en la gran velatón y plantón para solicitar la paz”, dice la invitación que le ha enviado por chat a los medios de comunicación. 

Otra contratista de la Gobernación, cuya familia es conocida en el barrio Blas de Lezo por ponerle votos a los Blel, es María de los Ángeles Quintana. En los últimos tres años ha firmado tres OPS: dos con la Gobernación, en distintas dependencias, y una con la Supersolidaria en Bogotá.

Dos de esas OPS están en ejecución. Una de ellas la firmó el 22 de enero, por $18.000.000, para el “desarrollo de actividades propias de la Secretaría de Hábitat” por seis meses.

La otra OPS que tiene activa la firmó con la Superintendencia de la Economía Solidaria, en manos desde agosto pasado de Manuel Berrío Scaff, primo del gobernador Vicentico Blel y sobrino del condenado por parapolítica Vincente Blel Saad.

Ese contrato de siete meses, por $31.500.000, lo firmó el pasado 24 de enero para “apoyar jurídicamente al grupo de investigaciones administrativas sancionatorias” de esa institución.

La tercera OPS ya la ejecutó y la firmó en 2019 con la Gobernación, por 45 días, cuando el mandatario era Dumek Turbay. Ese contrato por $6.000.000 lo firmó para el “desarrollo de las actividades de la Dirección de Atención al Ciudadano y Gestión Documental de la Secretaría General”.

Ella y su familia le hicieron campaña a Dumek para las regionales de 2015.

3. Funcionarios haciendo política

Un funcionario de la Gobernación le dijo a La Silla Vacía que él hizo campaña activa por un candidato del Partido Conservador, pese a que por ley está prohibido hacerlo pues constituye participación en política.

“Acá todo el mundo está en campaña, yo también me estoy moviendo por mi candidato”, le dijo el funcionario a La Silla antes del 13 de marzo.

El apoyo activo de los funcionarios de la Gobernación a distintos candidatos de Bolívar era visible con la publicidad electoral que tenían en sus vehículos. 

Así se veían semanas antes de las legislativas los carros de los funcionarios, parqueados cerca a las instalaciones de la Gobernación en Turbaco. 


No podían parquear en la Gobernación porque el gobernador alertó a ciudadanos y funcionarios de abstenerse de visitar ese edificio con publicidad política.

La Silla Vacía también pudo constatar los hilos entre los funcionarios de la Gobernación y los líderes que le ponen votos a los Blel, cuando uno de los reporteros recibió una llamada de la jefe de comunicaciones de la Gobernación, Claudia Carmona, para indagar por el tipo de investigación que hacían en uno de los municipios bolivarenses. 

Esa llamada llegó después de que los reporteros contactaran a una líder de la casa Blel en el municipio de San Juan Nepomuceno.

No es la primera vez que Carmona aboga por miembros de la casa política Blel, sin que esas sean parte de sus funciones. 

A La Contratopedia la cuestionó, en marzo pasado, por indagar por una invitación que recibieron los diputados de Bolívar para viajar a Barranquilla a ver el partido de fútbol de las selecciones Colombia y Bolivia. 

Dos fuentes le dijeron a este medio que esa invitación la hacía el gobernador Vicentico Blel vía el representante Yamilito Arana y La Contratopedia contactó a Carmona para obtener una explicación. 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de La Contratopedia Caribe (@lacontratopediacaribe)

En una de las llamadas que La Contratopedia hizo, Carmona defendió a Arana como si fuera también su jefe de prensa.

Con todo este músculo político, fornido a punta de contratos y burocracia —y ratificado el pasado 13 de marzo—, los Blel pintan desde ya como la principal fuerza política de Bolívar que va por la Alcaldía de Cartagena en 2023. 

Una competencia desde ya reñida porque en esta capital ya dan por hecha la candidatura del exgobernador Dumek Turbay, otro peso pesado de la política departamental. Además, hay expectativa por un posible candidato del movimiento de William Dau, quien con una campaña barata y moviendo las redes sociales ganó contra todo pronóstico en 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This