fbpx

Las apuestas de Lidio García al Congreso este 2022

Uno de los poderosos de Bolívar, cuyo caudal político-económico se ha fortalecido durante la última década en este departamento, busca ampliar su influencia en el Congreso este 13 de marzo. Además de ratificar su curul en el Senado, García va en llave con dos fórmulas a la Cámara de Representantes.

En las pasadas legislativas, el senador liberal Lidio García se convirtió en uno de los más votados de Bolívar y del trapo rojo a nivel nacional. Ese caudal electoral le mereció ser elegido presidente del Senado durante el segundo año (2019) de la legislatura que está por terminar.

Ese poder, apalancado por las cuotas burocráticas que tuvo durante la gobernación de su primo, el también liberal Dumek Turbay, hicieron más robusto su músculo electoral.

Tanto que ahora busca ampliar su influencia en el Congreso: no sólo busca sacar suficientes votos que le ratifiquen a él su curul en el Senado y a su fórmula de los últimos ocho años, Silvio Carrasquilla, su silla en la Cámara, sino que quiere poner a un segundo aliado en la cámara baja: a Ignacio ‘Happy’ Becerra.

En esta contienda, García ha sumado varios ruidos a cuestas, adicionales a los que tiene desde hace años por cuenta de una investigación en la Corte Suprema de Justicia por posibles nexos con los paramilitares.

En enero, una aliada política suya, la liberal Gloria Estrada, fue capturada con un kilo de clorhidrato de cocaína que transportaba en una camioneta con publicidad alusiva a su campaña al Senado.

Estrada debía fungir este año como presidenta del Concejo de Cartagena, pero renunció a esas funciones porque desde enero pasado tiene casa por cárcel. Sin embargo, sigue siendo concejal de Cartagena y tiene una suspensión del Partido Liberal por tres meses prorrogables (no tiene voz ni voto) mientras resuelve su situación penal. 

Ante ese escándalo político, García reconoció en radio nacional que Estrada era su aliada para estas elecciones legislativas y el grupo de la concejal le pondría votos.

Más recientemente, Revista Cambio reveló que la Fiscalía le pidió a la Corte Suprema de Justicia que lo investigue porque existen sólidos indicios de que parte de los dineros para construir el alcantarillado de El Carmen de Bolívar, unos $3.500 millones, fueron desviados hace cuatro años para financiar su campaña al Senado.

Ese contrato lo adjudicó su primo Dumek Turbay cuando era gobernador de Bolívar. Ambos son oriundos de ese municipio montemariano.

Pese a todos esos líos, la victoria de García es cantada en Bolívar, así como la de al menos una de sus apuestas a la Cámara de Representantes.

Estos son los tres principales rostros de los liberales en Bolívar para las legislativas de 2022.

Lidio García Turbay

Partido: Liberal

Número en el tarjetón: 1

Curul: Senado

Trayectoria en cargos de elección popular:  Concejal de El Carmen de Bolívar, diputado de la Asamblea de Bolívar por tres periodos consecutivos, entre 1997 y 2005; representante a la Cámara, entre 2006 y 2010, y senador de la República, desde 2010.

¿Quién es? Es comunicador social y cantante vallenato. Es miembro de dos de las familias tradicionales con más caudal político de Bolívar, los García y los Turbay.

Inició su carrera política con el respaldo de la fuerza política de su padre, Lidio García. En 1994, aspiró por primera vez a un cargo de elección popular como concejal liberal de El Carmen. De ahí saltó a la Asamblea, y luego, en 2006, a la Cámara en fórmula con el exsenador Vicente Blel Saad, condenado por parapolítica.

Según el computador del exjefe paramilitar ‘Jorge 40′ (Rodrigo Tovar Pupo), García recibió apoyos de ese grupo criminal para llegar al Congreso. Por esa información, tiene abierta una investigación en la Corte Suprema de Justicia desde 2012.

Aunque en ese año el partido Liberal expulsó a Blel de su lista por las investigaciones que en ese entonces tenía abiertas por parapolítica, García logró elegirse con 21.000 votos, como único representante liberal por Bolívar.

En 2010, García trató de dar el salto al Senado pero se quemó. Sin embargo, logró asegurar su silla en el Congreso luego de que el entonces Procurador, Alejandro Ordóñez, destituyera del Senado a Piedad Córdoba.

En 2014 García ratificó su condición de senador haciendo fórmula con el exalcalde y fuerza electoral de Turbaco, Silvio Carrasquilla, y casi duplicó su votación.

Al año siguiente, en 2015, su primo, Dumek Turbay se lanzó a la Gobernación de Bolívar y ganó gracias a los votos que él y Silvio Carrasquilla le pusieron.

Como contó La Silla Vacía, con la victoria de Turbay, Lidio García se convirtió en uno de los superpoderosos de Bolívar con influencia en varias dependencias de Bolívar, como la Dirección Financiera de Ingresos, el Fondo de Pensiones y la Secretaría de Agricultura. 

En esas mismas elecciones regionales, García logró asegurarse 11 alcaldías municipales y una curul en la Asamblea con Ignacio ‘Happy’ Becerra, miembro de la familia que maneja el municipio de Córdoba desde los años 90.

En 2018, García duplicó su caudal político y aseguró un tercer periodo consecutivo en el Senado. Fue la mayor votación del Partido Liberal ese año, con más de 118.000 votos, lo cual fue clave para que su bancada lo eligiera para ser presidente del Congreso cuando le tocara el turno a ese partido.

En la actual gobernación del conservador Vicente Blel Scaff, García también ha tenido burocracia. En el departamento le reconocen injerencias en el Instituto Departamental de Deportes (Iderbol), donde está su aliado, el exalcalde de Magangué Pedro Alí, y en las direcciones de Salud Pública y Gestión del Riesgo de Desastres. 

Ese poder es clave por el presupuesto que manejan esas dependencias y por la posibilidad de contratar en ellas a aliados que eventualmente le pueden poner votos en elecciones.

Como reveló la Revista Cambio, la Fiscalía General de la Nación solicitó este año a la Corte Suprema de Justicia que investigara a los primos Dumek Turbay y Lidio Garcia porque tiene sólidos indicios de que, hace cuatro años, el liberal García financió su campaña al Congreso con parte de los $56.506 millones iniciales destinados por la Gobernación de Bolívar, liderada por Turbay, para la construcción del alcantarillado en el municipio montemariano.

Ese alcantarillado ya había salido a flote en los audios filtrados por W Radio en 2019, donde se escucha al condenado por parapolítica y padre del actual Gobernador, Vicente Blel Saad, hablando de coimas por contratos adjudicados durante la administración de Dumek Turbay.

Además de mencionar a los primos Turbay, Blel nombra al fallecido Juan García (gamonal de Bolívar por décadas, condenado por corrupción) y a la senadora Daira Galvis, quien busca cuatro años más en el Senado este 13 de marzo.

Pese a todos los ruidos que han acompañado su carrera política, García aspira en estas legislativas de 2022 por su cuarto periodo en el Senado. También mantener la silla en la Cámara de Representantes de Silvio Carrasquilla y aumentar a dos su número de curules con su nueva fórmula a la Cámara, Ignacio ‘Happy’ Becerra.

Además de tener el respaldo del presidente nacional del Partido Liberal, el expresidente César Gaviria, a nivel local le pondrán votos cuestionadas figuras, como William García Tirado, excongresista y excandidato a la Alcaldía de Cartagena, y Gloria Estrada, concejal de Cartagena capturada con un kilo de clorhidrato de cocaína en enero pasado.

Silvio Carrasquilla

Partido: Liberal

Número en el tarjetón: 101

Curul: Cámara de Representantes

Trayectoria en cargos de elección popular: Concejal de Turbaco, alcalde de Turbaco (2003-2007) y representante a la Cámara por dos períodos consecutivos, desde 2014.

¿Quién es? Es abogado. Fue Concejal y Alcalde de Turbaco, vecino municipio de Cartagena, gracias al caudal político que heredó de su padre, el líder conservador Ramón Carrasquilla.

Como alcalde de Turbaco, fue noticia nacional por el burro de pocos días de nacido que intentó regalarle al entonces presidente de los Estados Unidos Barack Obama, durante su visita a Cartagena, en el marco de la Cumbre de las Américas en 2012.  

En Bolívar Carrasquilla es visto como uno de los candidatos que cuenta con el respaldo económico del investigado empresario Alfonso ‘el Turco’ Hilsaca, uno de los poderosos de Bolívar, financiador por décadas de campañas políticas en este departamento y dueño de varias concesiones de alumbrado público del país.  

En un fallo de segunda instancia, la Contraloría Departamental de Bolívar lo halló responsable de detrimento patrimonial a la Alcaldía de Turbaco y la Oficina de Tránsito y Transportes de ese municipio, por $96.628.044.

Tras resarcir esa suma y obtener un paz y salvo, logró lanzarse en 2014 a la Cámara de Representantes y ganar una curul como fórmula del senador liberal Lidio García.

Por cuenta de esa sanción casi queda por fuera de la contienda electoral, pues en un primer momento fue inhabilitado por el Consejo Nacional Electoral. Apeló y logró inscribir su candidatura con aval liberal.

En 2018 logró reelegirse y este 13 de marzo busca su tercer período consecutivo en la cámara baja.

W Radio denunció que la campaña de Carrasquilla ha apelado a cuestionables prácticas para obtener votos, como entregar bonos de perros calientes entre sus posibles votantes en Turbaco.

Carrasquilla dijo en esa emisora que los bonos eran un obsequio para quienes trabajan con él en su campaña realizando labores logísticas, porque le daría “pena” que votaran por él por una ayuda económica.

Ignacio ‘Happy’ Becerra

Partido: Liberal

Número en el tarjetón: 106

Curul: Cámara de Representantes

Trayectoria en el sector público: Contratista del Instituto Departamental de Deporte y Recreación (Iderbol).

Trayectoria en cargos de elección popular: diputado de la Asamblea de Bolívar (2016-2019).

¿Quién es? Es abogado y heredero de la estructura política de los Becerra, familia que por años ha manejado la Alcaldía del municipio de Córdoba, en Bolívar.

Fue coordinador de la campaña de reelección de Juan Manuel Santos en los Montes de María y diputado de Bolívar en 2016. En 2019 fue elegido presidente de la Asamblea.

Becerra es la nueva fórmula de Lidio García y su apuesta para aumentar su influencia en la Cámara de Representantes.

‘Happy’ también cuenta con el respaldo político de los hermanos Mendoza: Víctor, diputado por Cambio Radical; Kattya, concejal liberal de Cartagena, y Edgar, exconcejal conservador de la misma ciudad.

La candidatura de Becerra estuvo en duda por una denuncia de inhabilidad interpuesta por la Veeduría de la Rama Judicial (Vejuca) ante el Consejo de Estado por el hecho de que Vivian Karina Bayuelo Vergara, conocida por ser pareja de Becerra, sea la contralora Provincial de Cartagena y su hermana Nadia Milena Becerra Baños, la subgerente de Infraestructura del Instituto Departamental de Deporte y Recreación (Iderbol).

Ante esos hechos, Becerra presentó una declaración juramentada para asegurar que está separado de Bayuelo Vergara desde hace más de un año y copia del manual de funciones de Iderbol para mostrar que su hermana solo se desempeña como supervisora de contratación.

En febrero pasado, el Consejo Nacional Electoral (CNE) determinó que su candidatura estaba ajustada a la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This