fbpx
Los enfrentamientos con actores locales y nacionales han sido una constante durante el primer año de gobierno de William Dau. /Foto: Ofiprensa Alcaldía de Cartagena.

Las disputas públicas del primer año de William Dau como alcalde

 Los primeros 12 meses de administración de William Dau se han caracterizado por sus constantes enfrentamientos con actores clave, del orden local y nacional, que inciden en el desarrollo de Cartagena. Por algunos de ellos, afronta un juicio disciplinario de la Procuraduría.

Este 2020 que está por cerrar no solo fue el primer año de gobierno de William Dau como alcalde de Cartagena sino que también fue un año de relaciones tensas del mandatario con actores clave para el desarrollo de la capital de Bolívar. Incluso tuvo diferencias públicas con miembros de su gabinete.

Las confrontaciones públicas del alcalde se han caracterizado por los insultos o acusaciones de persecución política contra quienes lo investigan o piensan distinto a él, y por la ausencia de argumentos para controvertir a sus interlocutores. De hecho, se ha enfrentado con algunos reporteros locales y nacionales por los cubrimientos periodísticos a su gestión.

Con el Concejo

Una de las relaciones más altisonantes de Dau este año fue con el Concejo de Cartagena. Desde antes de posesionarse como alcalde, Dau ya señalaba  a los concejales de “malandrines” y de ser miembros de la clase política tradicional, co-responsable de la crisis de esta capital.

Los señalamientos de “clase política tradicional” del alcalde tienen asidero porque las últimas décadas gran parte de los concejales ha llegado al Concejo gracias a engrasadas maquinarias de votos cautivos. 

De hecho, esa corporación tiene una alta desaprobación ciudadana, según las encuestas de percepción ciudadana de Cartagena Cómo vamos. En la encuesta de 2019, el 69% de los entrevistados dijo tener una imagen desfavorable de esa entidad.

Más allá del desprestigio del Concejo, las peleas entre esa corporación y Dau se han convertido en un verdadero espectáculo político del que los cartageneros han sido testigos.

En abril, durante el cierre de las sesiones extraordinarias, los insultos del alcalde a los concejales fueron vistos en tiempo real por centenares de cartageneros que seguían el debate por Zoom y, minutos después, por miles de colombianos porque el video se viralizó tras circular por redes sociales y ser publicado por distintos medios de comunicación.

Si bien desde que Dau fue elegido por los cartageneros el control político del Concejo hacia su administración se proyectaba implacable, terminó siéndolo mucho más este primer año de gobierno. Tanto lo fue que hubo una inédita moción de censura al Secretario de Planeación Guillermo Ávila Barragán y a Dau le tocó nombrar a otro funcionario en su reemplazo.

Pero las confrontaciones también las tuvo con funcionarios clave de su gabinete. 

Con el entonces director del Dadis

En mayo, Dau tuvo un desencuentro público con quien hasta ese momento dirigió el Dadis, Álvaro Fortich Revollo. Esa salida se dio en momentos en que Cartagena atravesaba su primer pico de contagios por Covid-19 y que la gestión de esa entidad era clave para detener la propagación del virus en la ciudad.

En aquel momento la crisis sanitaria y la renuncia de Fortich resaltaron la falta de experiencia del mandatario en la administración pública y su actitud errática. Esta última sería una constante durante el segundo semestre de 2020.

En septiembre hubo otro cambio en el gabinete distrital. 

Con Alexa Cuesta

Ese mes Alexa Cuesta salió de la dirección de la Escuela Taller. El alcalde dijo que le pidió la renuncia porque difería de su estilo administrativo, pero la arquitecta lo contradijo y aseguró que fue ella quien renunció porque ya no sentía el apoyo del mandatario para reclamarle mayor autonomía al Ministerio de Cultura por la administración de los baluartes y el cordón amurallado.

Cuesta publicó varios videos en redes sociales para explicar sus diferencias de criterio con Dau. Le pidió al alcalde que no les mintiera a los cartageneros y la respetara.

Con su primer Secretario de Infraestructura

En octubre, después de semanas de incertidumbre por la finalización de cinco puestos de salud, Dau le pidió al entonces secretario de Infraestructura Gonzalo Jácome la renuncia por, supuestamente, no estar contento con su gestión.

El descontento de Dau, según le dijeron en aquel momento fuentes de la Secretaría de Infraestructura a La Contratopedia, tuvo que ver por la manera como se reiniciarían las obras en los puestos de salud, inconclusos desde la administración de Dionisio Vélez en 2015. 

El camino, que parecía despejado para entregar esas obras, terminó empantanado por decisión del mismo alcalde y este 2020 tampoco los cartageneros pudieron comenzar a disfrutar de esa infraestructura sanitaria.

Con los organismos de control

En junio, Dau acusó al contralor Carlos Felipe Córdoba de investigar a su gobierno como parte de una “persecución política sistemática”. Lo dijo porque la Contraloría le abrió un proceso de responsabilidad fiscal por posibles sobreprecios en una compra de insumos sanitarios, como parte de la respuesta distrital por el coronavirus.

Esa investigación fue la primera que Dau debió enfrentar por dudas en el manejo de la plata pública durante la pandemia.

Con las lluvias de noviembre que dejaron inundada el 70% de Cartagena, el procurador Fernando Carrillo cuestionó que la administración de Dau no hubiera hecho las limpiezas preventivas en caños y canales para mitigar la llegada del agua. A los pocos días, el procurador Carrillo también criticó la baja ejecución del presupuesto distrital durante este 2020.

Dau le respondió llamándolo “alcahueta de los corruptos”.

Con las directivas de Unicartagena

Otro de los episodios más mediáticos que Dau protagonizó este año fue cuando insultó a los directivos de la Universidad de Cartagena, a quienes llamó “nido de ratas”, “corruptos” y “malandrines” por el proceso de elección del contralor distrital en el que esa institución fue la encargada de aplicar la prueba de conocimiento. 

Aunque en octubre se retractó de esas declaraciones, tras un fallo de tutela en segunda instancia, la Procuraduría le inició en noviembre un juicio disciplinario por irrespeto a otros funcionarios públicos. El 21 de enero serán los alegatos de conclusión y el 28 de ese mes habrá fallo.

Con el gerente de la ESE local de Cartagena

Rodolfo Llinás, gerente de la ESE Hospital Local Cartagena de Indias, le dejó la silla vacía a Dau en noviembre pasado, cuando el mandatario lo invitó a su programa en Línea con el tractor, que se transmite por las redes sociales del alcalde y del Distrito. Lo invitó para que diera a conocer qué ha hecho para lograr la reducción de contratos de personal médico y administrativo a través de bolsa de empleo, pues la ESE tiene hoy 58 empleados de planta y 890 terciariazados.

El cambio en el modelo de contratación, por el que esa entidad viene trabajando desde 2017 como parte de sus compromisos con el Ministerio de Hacienda para sanear sus finanzas, ha sido prioritario para Dau desde que llegó a la Alcaldía. Especialmente, ha insistido en ese cambio los últimos meses por la histórica influencia que sobre la red hospitalaria pública de Cartagena ha tenido el grupo político de la condenada Enilce López, más conocida como La Gata, y a quien Dau denunció varias veces como veedor anticorrupción.

El gerente Llinás no asistió al programa para evitar una confrontación con Dau y, según le dijo a El Universal, porque no iba a permitir que el mandatario “enlodara su dignidad, integridad moral y buen nombre”, pues ya lo ha llamado “malandrín”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This