fbpx

Imputación de su presidenta por droga, golpea legitimidad del Concejo en Cartagena

Las críticas sobre la ya desprestigiada corporación aumentaron este martes con la publicación de un comunicado en el que le hicieron un guiño a la liberal Gloria Estrada. Policías dijeron que personas cercanas a la concejal y sus acompañantes intentaron sobornarlos para evitar las capturas.

Con los detalles que la Fiscalía divulgó ayer sobre la captura de la presidenta del Concejo de Cartagena, Gloria Estrada Benavides, su continuidad en esa corporación sigue golpeando la imagen del Concejo: además de haber sido encontrada con un kilo de clorhidrato de cocaína, el viernes pasado en el barrio Manga, tres uniformados aseguraron que hubo un intento de soborno para que no siguieran adelante con el procedimiento.

La Fiscalía les imputó el delito de fabricación, porte y tráfico de estupefacientes a Estrada y las dos personas con las que fue capturada: Avelino Villamizar y Martín Barreto (pareja de la concejal). A este último, además, la Fiscalía le imputó el delito de porte o tenencia de armas de fuego. 

Ninguno aceptó los cargos.

La Fiscalía le pidió al Juez 18 Penal Municipal que los imputados sean enviados a la cárcel porque no tienen voluntad de comparecer a un proceso, eran conscientes que cargaban un kilo de cocaína al momento de sus capturas y, si afrontan la investigación estando libres, podrían obstruir la Justicia.

El togado deberá decidir este miércoles, en audiencia programada desde las 8:30 am, si les impone detención domiciliaria o los envía a la cárcel.

Aunque la sola captura ya era motivo suficiente para que los concejales le pidieran a Estrada que se apartara de la Presidencia del Concejo y de su curul, este martes 18 de enero, esa corporación optó por respaldarla con un comunicado

Ese pronunciamiento, que llegó tarde (cuatro días después de la captura), ha generado una avalancha de críticas y ha golpeado aún más la legitimidad de esta corporación, pues si bien Estrada no fue capturada por asuntos relacionados con su labor como concejal, la droga que la Policía le encontró pone en entredicho su idoneidad para ocupar una curul y, por efecto colateral, refuerza la narrativa de que a esa institución no siempre llegan los políticos más probos.

El Partido Liberal, que la avaló para llegar al Concejo, la suspendió por tres meses prorrogables.

El guiño del Concejo

En un corto comunicado publicado, este 18 de enero a las 7:17 de la mañana, la mesa directiva y las comisiones de esa corporación le dieron un guiño a Estrada. 

“Confiamos que todo este proceso se va a realizar con las garantías legales para esclarecer lo sucedido y que nuestra presidenta va a superar de forma positiva este difícil momento”, se lee del pronunciamiento de esa corporación. 

Los concejales, además, dijeron respetar el derecho que tiene la concejal “de no ser considerada culpable hasta que no se demuestre lo contrario”.

Incluso concejales que suelen ser críticos con la realidad cartagenera, como Javier Julio Bejarano, han sido cautos en sus pronunciamientos sobre Estrada, a quien 10 de los cabildantes apoyaron en octubre pasado como presidenta del Concejo para este 2022.

Tan pronto ese pronunciamiento circuló por las redes sociales, comenzaron las críticas ciudadanas. 


Incluso el alcalde William Dau, en su perfil de Instagram, criticó a los concejales publicando, primero, un meme a partir del comunicado que expidieron y, luego, un video en el que dijo no descartar que Estrada regrese “triunfante al Concejo” .

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de William Dau (@salvemos_a_cartagena)

En los dos años que lleva como alcalde, Dau ha sido uno de los principales críticos del Concejo, a cuyos miembros ha señalado de ser copartícipes de la crisis institucional por la que atraviesa esta capital.

Con su apoyo a Estrada, los concejales aumentan la desconfianza ciudadana, que según la más reciente encuesta de Cartagena Cómo Vamos es alta: casi ocho de cada 10 encuestados dijeron tener una imagen desfavorable del Cabildo.

Una realidad que se explica, en parte, porque en el Concejo suelen estar los representantes de las maquinarias políticas de Bolívar. También por los escándalos de corrupción de los últimos años, que incluyen abusos de poder y coimas.

La posición del Concejo contrasta con los pronunciamientos que distintas organizaciones cartageneras emitieron, tan pronto RCN informó sobre la captura de la presidenta del Concejo.

Funcicar calificó el hecho de “lamentable” y “vergonzoso”; la Cámara de Comercio dijo que “episodios de esta naturaleza menoscaban la confianza de los ciudadanos” y “atentan contra el imaginario colectivo de la ciudad y sus instituciones”, y el Consejo Gremial le pidió a Gloria Estrada que “dimita a la presidencia de la corporación” para reanimar la confianza ciudadana en el Concejo Distrital.

El propio fiscal del caso señaló en medio de la audiencia de este martes que “con la captura de Gloria Estrada se ha afectado grandemente la confianza en la institucionalidad (…) Una institución que, si bien representa a los ciudadanos, tiene poca aceptación y hechos de este tipo menguan aún más la confianza”. 

A la de por sí escandalosa captura, se suman nuevas revelaciones que aumentan las dudas sobre la concejal.

“Arreglemos esto acá”

Durante la audiencia de imputación de cargos, celebrada este miércoles, la Fiscalía reconstruyó detalles de la requisa, en la que tres uniformados de la Policía encontraron un kilo de clorhidrato de cocaína.

En su informe sobre cómo ocurrió la captura en flagrancia, los uniformados aseguraron que la concejal Estrada y sus dos acompañantes se movilizaban en una camioneta Ford, de placas IXT-443, cuando fueron detenidos a las 12:55 del 14 de enero en Manga. 

Habían intentado evadir la requisa, girando unos metros antes del retén policial. Por ese movimiento sospechoso, los uniformados aseguraron haberse desplazado hacia ellos para requisarlos y, como se percataron que junto a  su camioneta se había parqueado otra, pidieron refuerzos.

A Barreto, pareja de la concejal Estrada, la Policía le encontró en la pretina de su pantalón un arma de fuego (pistola calibre nueve milímetros, cargada con siete balas) y un bolso tipo canguro donde tenía munición (siete cartuchos), casi ocho millones de pesos en efectivo y un celular.

Al revisar la camioneta, los uniformados encontraron “un paquete rectangular envuelto en plástico negro y vinilo transparente”, debajo del asiento del conductor, que contenía “una sustancia con olor y características similares a la cocaína”. La sustancia fue corroborada con una posterior prueba química.

Otro de los patrulleros que participó en la captura manifestó que hubo una intención de soborno. “Arreglemos esto acá”, dijo haberle escuchado decir a personas cercanas a los implicados, cuyas identidades no precisó. 

Los uniformados aseguraron que Estrada intentó evadir las instrucciones policiales, argumentando su dignidad de concejal. Por tanto, a ellos les tomó más tiempo del usual requisar el vehículo. 

¿Quién es la concejal?

La capturada concejal, nacida en Magangué, comenzó su carrera política como líder del barrio El Socorro en Cartagena. 

Durante dos periodos (2012-2015 y 2016-2019) se desempeñó como edil de esta capital. Antes de recibir el aval del Partido Liberal fue avalada por el cuestionado Partido de Integración Nacional, hoy Opción Ciudadana. 

Ese movimiento lo fundó el condenado exsenador Luis Gil, el ‘Tuerto Gil’, a quien la Corte Suprema de Justicia condenó por haber pactado con exjefes paras del Bloque Central Bolívar y, recientemente, recibió otra condena por haber participado en una organización ilegal que favoreció al disidente de las desaparecidas Farc Jesús Santrich.

Las campañas a edil de Gloria Estrada se caracterizaron por mostrar un fornido músculo económico. Tanto llamaban la atención ciudadana, que en esta capital aquellos despliegues los comparaban con los que suelen tener las candidaturas al Concejo.

Sobre su primera campaña a la JAL de la Localidad Industrial y de la Bahía, La Silla Vacía publicó fotografías de un acto de campaña, en el barrio San José de Los Campanos, en el que participó en 2011 junto al candidato a la Gobernación de Bolívar Juan Carlos Gossaín y Emilia López, entonces candidata a la Asamblea de Bolívar y hermana de la condenada Enilce López, alias ‘La Gata’ y otrora poderosa empresaria del chance en el Caribe.

  Alias ‘La Gata’ fue condenada por la Justicia por haberse aliado con los paramilitares que operaron en Bolívar y Sucre. Financió varias campañas, incluidas las de sus hijos Jorge Luis, a la Alcaldía de Magangué, y Héctor Julio, a la Cámara de Representantes.

Durante su reciente campaña al Concejo, Gloria Estrada también se dio a conocer por su despliegue publicitario: en 2019 empapeló, con afiches, vías principales de Cartagena, como las avenidas Pedro de Heredia, Crisanto Luque y Jiménez, informó El Universal.

En los dos años que lleva como concejal, Estrada se ha caracterizado por hacerle control político al Programa de Alimentación Escolar (PAE), contratado por el gobierno de Dau a través de la Bolsa Mercantil.

En una sesión de 2020 tergiversó el costo de los huevos que la Alcaldía contrató para el PAE de ese año. Dijo que cada uno costaba $2.000, cuando el costo pagado por el Distrito fue de $2.220 por cada media docena. 

“No le mienta a la ciudad”, le pidió la secretaria Olga Acosta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This