fbpx
La Universidad de la Costa (CUC), de Barranquilla, deberá realizar los exámenes técnicos a los aspirantes a la Contraloría de Cartagena. /Foto: CUC

Los ruidos con los que la CUC llega a la elección del Contralor de Cartagena

El Concejo de Cartagena escogió a una institución barranquillera para que se encargue de los exámenes técnicos en el proceso de selección del próximo contralor titular, cargo vacante desde 2017.

El Concejo de Cartagena seleccionó, el pasado 12 de julio, la oferta que presentó la Universidad de la Costa (CUC) para ser la responsable del proceso técnico en la elección del contralor distrital de Cartagena. 

La mesa directiva del Concejo confirmó, este lunes 18 de julio, que esa universidad, de Barranquilla y propiedad de la familia Crissien, se encargará de practicar los exámenes a los candidatos a contralor por $16.200.000. 

Los tres mejores resultados conformarán la terna, de la cual los concejales deben escoger al próximo contralor local, cargo sin funcionario titular desde 2017.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Concejo Distrital de Cartagena (@concejocartagenaof)


La CUC fue seleccionada por el Concejo cartagenero a través de un concurso exprés que esa institución inició el 5 de julio y al que se presentaron tres universidades. La CUC presentó la oferta más económica.

La Fundación Cívica Pro Cartagena, Funcicar, advirtió que esa convocatoria no respetó los días hábiles para presentación de ofertas y observaciones.

La CUC ya había sido seleccionada por el Concejo, en abril pasado, en un concurso que terminó siendo fallido por líos con la expedición del certificado de disponibilidad presupuestal.

La universidad barranquillera ya tiene experiencia en procesos de elección de contralor. En dos de ellos hubo varias dudas por los resultados.

Suspicacias en Soledad

Uno de los desempeños más cuestionados de la CUC ocurrió hace dos años en Soledad (Atlántico).

Según investigó el periodista barranquillero José Granados, detrás de la elección del contralor soledeño y de la Personería Municipal estuvo la mano del detenido e inhabilitado exsenador Eduardo Pulgar, jefe político del alcalde de Soledad Rodolfo Ucrós y militante del Partido de La U. 

Ese es el mismo partido donde algunos miembros de la familia Crissien, dueños de la CUC, han militado la última década. Entre ellos, Tico Crissien, actual concejal de Barranquilla, y Eduardo Crissien, rector de la CUC y representante a la Cámara por Atlántico hasta 2018.

Quienes resultaron elegidos en Soledad, Álvaro Daza Urina para la Personería y Jivanildo Bordeth Meriño para la Contraloría, son cercanos a Ucrós y Pulgar. 

De hecho, sus nombres sonaban como favoritos desde antes de que salieran los resultados de los exámenes realizados por la CUC.

Sus nombres se sellaron a cambio de contratos y burocracia para favorecer a un grupo de  concejales, entre cuyos padrinos políticos hay 11 de los exconcejales destituidos en 2019 por la Procuraduría al extralimitarse en sus funciones aprobando un impuesto.

Las sospechas de un proceso amañado comenzaron desde enero de 2020, cuando el recién posesionado Concejo soledeño convocó a un nuevo concurso de méritos para elegir al personero y al contralor. 

Por esa decisión, en octubre de 2020, la Procuraduría le formuló pliego de cargos a la mesa directiva de esa entidad.

Convocando a un nuevo concurso, el Concejo soledeño desestimó los resultados de un proceso previo que había dejado con los mejores puntajes a Leonardo Reales, para la Personería, y a Jorge María Díaz, para la Contraloría. Ambos, políticamente independientes del alcalde Ucrós y del exsenador Pulgar. 

Esos exámenes los practicó la Corporación Universitaria Ideas, pese a no contar con acreditación de alta calidad, dijeron los concejales del nuevo período. Es decir, el Concejo de Soledad contrató en 2019 con un privado que no cumplía uno de los requisitos exigidos por ley: la acreditación institucional de calidad.

Sin embargo, pese a ese cambio de universidad, en febrero de 2021 aumentaron los ruidos alrededor de las elecciones del Contralor y del Personero, porque ese mes salieron a la luz dos contratos por $800.000.000 que le adjudicó la Alcaldía de Soledad a una empresa hermana de la CUC: la Corporación Universitaria Latinoamericana (CUL), también propiedad de la familia Crissien.

Con esos contratos aumentaron las suspicacias de procesos hechos a la medida del alcalde Ucros y el exsenador Pulgar. 

Tutelas y malestar en Córdoba

También en Córdoba, entre diciembre de 2019 y el primer semestre de 2020, hubo dudas y tutelas por el desempeño de la CUC en la evaluación de las hojas de vida de los aspirantes a contralor. 

Los aspirantes obtenían el 60% de su evaluación del examen escrito  y el 40% restante de la hoja de vida, donde pesaban la experiencia laboral, la formación académica, la docencia universitaria y la publicación académica.

Uno de los aspirantes le pidió a la Procuraduría intervenir porque esa institución estaba reconociendo puntajes que no se ajustaban a los requisitos del proceso.

Con dicha evaluación se beneficiaba a Omar Lozano, candidato cercano a la ñoñomanía, el movimiento político del exsenador Bernardo Ñoño Elías, condenado por corrupción y detenido en la cárcel Picota de Bogotá. 

El Ñoño Elías militó, durante la última década, en el partido de La U, el mismo de los Crissien.

Lozano, en efecto, fue elegido contralor de Córdoba.

Acusaciones de plagio

En 2020, además, la CUC estuvo involucrada en un escándalo internacional por plagio.

En septiembre de ese año, el grupo de publicaciones científicas IOP Publish retiró de su repositorio 23 artículos, firmados por uno de sus docentes, Amelec Jesús Viloria Silva, informó El Espectador

Esa editorial retiró otros artículos producidos por investigadores de varias universidades colombianas, como la del Atlántico, de Sucre, Simón Bolívar,  Colegio Mayor de Cundinamarca y Sur Colombiana.

El entonces rector de la CUC y actual ministro de Ciencia, Tito Crissien, se mostró sorprendido porque el autor de los artículos con plagio llegó a esa institución con un reconocimiento académico y amplia trayectoria en otras universidades del país, dijo a El Espectador.

Por esas malas prácticas también ha sido señalado el exrector y ministro Crissien. 

La Contratopedia Caribe ha intentado contactar a la CUC en tres ocasiones, desde que esa institución comenzó a manifestar interés por el proceso de elección del contralor titular de Cartagena, pero hasta ahora no ha habido respuesta alguna. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This