fbpx

Los rostros de los alternativos en Bolívar (y el abrazo de Dau a una de ellos)

Candidatos respaldados por el Pacto Histórico y la Coalición Centro Esperanza buscan este domingo ganar, con voto de opinión, curules que están en manos de cuestionadas maquinarias de Bolívar desde hace décadas.

A la par de las engrasadas maquinarias electorales de Bolívar, hay un grupo de candidatos que apuestan por ganarse un espacio en el Congreso a punta de voto de opinión este 13 de marzo.

Una de esas candidaturas, sin embargo, tiene el respaldo del alcalde William Dau, quien tras bambalinas gestionó su inclusión en la lista del Pacto Histórico.

Un lobby por el que el mandatario tiene abierta una indagación preliminar en la Procuraduría y por el que, hasta ahora, no ha habido denuncias de presiones indebidas a contratistas o funcionarios de la Alcaldía de Cartagena a cambio de votos.

Estas campañas, respaldadas por el Pacto Histórico (las de María Alejandra Benítez y Cha Dorina Hernández) y la Coalición Centro Esperanza (la de Jaime Hernández Amín), buscan quedarse con parte de las curules de Bolívar, hoy en manos de barones electorales, como el liberal Lidio García o el condenado por parapolítica Vicente Blel, y de baronesas como Daira Galvis o Karen Cure.

Estos son tres de los quijotes de Bolívar para las legislativas de este domingo.

Cha Dorina Hernández

Partido: coalición Pacto Histórico

Número en el tarjetón: Lista cerrada

Curul: Cámara de Representantes

Trayectoria en el sector público: Coordinadora del área de etnoeducación en la Secretaría de Educación de Bolívar, entre 2001 y 2009, asesora del Ministerio de Educación en etnoeducación afrocolombiana.

Trayectoria en cargos de elección popular: Primera vez que se lanza a un cargo de elección popular.

¿Quién es? Cha Dorina Hernández es una lideresa social, licenciada en administración educativa y especialista en educación comunitaria. Es la primera maestra graduada del municipio de San Basiliio de Palenque, en Bolívar.

Hernández ha dedicado su vida profesional a trabajar como etnoeducadora enfocada en la población afro. Ha sido asesora en etnoeducación de distintas entidades públicas, como el Ministerio de Educación Nacional y la Secretaría departamental de Educación.

Su liderazgo se ha caracterizado por trabajar en las organizaciones afro nacionales para proteger y difundir la lengua y la cultura de estas poblaciones.

La actual candidata a la Cámara por el Pacto Histórico de Bolívar fue una de las artífices del proceso que hizo que el municipio de San Basilio de Palenque fuera declarado por la Unesco Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Es la primera vez que la lideresa se lanza a un cargo de elección popular. Entró a la lista del Pacto Histórico a la Cámara de Bolívar luego de que un primer listado fuera revocado por el Consejo Nacional Electoral por incumplir la cuota de género. Hernández es hoy la cabeza de lista de esa coalición política, después de haber sido avalada a última hora.

La conformación de esta nueva lista tuvo muchos líos, entre ellos la supuesta injerencia tras bambalinas del alcalde William Dau para meter a su candidata (María Alejandra Benítez).

Rainer Rodríguez, único miembro del Partido Verde que sonaba como renglón de la lista, denunció en Caracol Radio que Dorina Hernández fue inscrita como cabeza de lista por imposición de la excandidata a la Alcaldía de Cartagena y directora del partido Colombia Humana en Bolívar, Adelina Covo.

Rodríguez dijo que Covo, suegra del senador y ahora aliado político de Gustavo Petro, Armando Benedetti, así lo hizo siguiendo las órdenes de Petro, precandidato a la Presidencia por el Pacto Histórico.

Dorina Hernandez entró a reemplazar la postulación de la excongresista Sandra Villadiego, cuestionada por ser la heredera de los votos del excongresista Miguel Ángel Rangel, condenado por parapolítica y quien es su esposo.

María Alejandra Benítez

 

Partido: coalición Pacto Histórico

Número en el tarjetón: Lista cerrada

Curul: Cámara de Representantes

Trayectoria en el sector público: Dependiente judicial en el ICBF.

Trayectoria en cargos de elección popular: Primera vez que se lanza a un cargo de elección popular.

¿Quién es? Es abogada y fue precandidata a la Cámara por Bolívar de la fallida lista ‘Fuera Malandrines’, respaldada por Abraham Dau, hijo del alcalde de Cartagena, William Dau.

El nombre de Benítez ha estado, desde enero pasado, en el ojo del huracán luego de que la líder política y férrea opositora de Dau, Jackeline Perea (cuestionada por su gestión como enlace distrital de Familias en Acción de Cartagena), publicó un audio en el que el alcalde le hace un reclamo a Javier Marrugo, excandidato del Pacto Histórico a la Cámara por Bolívar.

Dau le pidió a Marrugo que le aclarara si él estaba promocionándose en Bogotá como su candidato, cuando él “sabía bien” que “sus candidatas” eran Lidy Ramírez, exzarina del Distrito y poder a la sombra en el gobierno distrital, y María Alejandra Benítez, integrante del movimiento ‘Fuera Malandrines’.

Ese audio abrió un debate sobre una posible participación del mandatario cartagenero en política de cara a las legislativas y mostró, una vez más, a la exzarina Ramírez como una de las personas más cercanas a él.  

En el mismo audio, Dau reconoció que habían traicionado a sus candidatas e interpeló a su interlocutor: “(…) Tú mismo habías dicho que en la lista (del Pacto Histórico) teníamos asegurado que iban a entrar tanto Lidy como María Alejandra, y ahora no están ahí (…)”.

Esa afirmación muestra que, tras bambalinas, el alcalde gestionó la inclusión de Ramírez y Benítez a la lista inicial del Pacto Histórico en Bolívar, después de la fallida intención de ‘Fuera Malandrines’.

En esa filtración, Dau también mencionó a Ana María González, actual directora de Cooperación Internacional del Distrito y una de sus funcionarias de más confianza. Según el mismo alcalde, fue González quien le presentó al militante del Pacto Histórico y excabeza de esa lista, Javier Marrugo.

Como explicó La Contratopedia, esta filtración sacó a flote las intenciones políticas de Dau para trascender más allá de la Alcaldía de Cartagena y lograr que su triunfo de 2019, con el que derrotó a los tradicionales clanes de Bolívar, no se quede en un mero golpe de suerte y, por el contrario, sea el inicio de un camino político más allá del 2023.

Por no tener paridad de género, el Consejo Nacional Electoral revocó la lista inicial que el Pacto Histórico había inscrito en Bolívar y que tenía entre sus miembros a la excongresista Sandra Villadiego, heredera de los votos de su esposo, el condenado por parapolítica Miguel Ángel Rangel.

Tras esa decisión, los dirigentes de cada uno de los partidos que forman parte de la coalición presentaron una nueva lista.

Entre los nuevos nombres de la lista estuvo el de María Alejandra Benítez, ahora con aval de Colombia Humana, partido del precandidato a la Presidencia Gustavo Petro, y no de la Alianza Verde, movimiento con el que es más afín y donde cuenta con el respaldo del precandidato a la presidencia Camilo Romero, a quien Benítez le está haciendo campaña.

Sin embargo, esa lista se cayó porque sobre la medianoche del 13 de febrero, último día para inscribir a los candidatos, las fuerzas políticas que integraban la coalición anunciaron que no se habían puesto de acuerdo sobre los nombres inscritos.

Además, varios de sus miembros denunciaron irregularidades en la selección de los candidatos, entre ellas la interferencia del mandatario cartagenero William Dau para abogar por su candidata María Alejandra Benítez.

Una militante de uno de los grupos del Pacto Histórico —quien pidió no ser identificada en esta historia— le dijo a La Contratopedia Caribe que la orden de incluir a María Alejandra Benítez llegó desde Bogotá y fue impartida por Gustavo Bolívar, cabeza de lista al Senado de ese movimiento. Asunto que Benítez negó. Pues le dijo a La Contratopedia que ella fue incluida en la lista por intermediación directa de Camilo Romero, a quien reconoce como su “padrino político”.

Rainer Rodríguez, el único aspirante del Partido Verde que tenía esa lista y quien no logró concretar su candidatura, dijo en Caracol Radio en febrero pasado que la excandidata a la Alcaldía de Cartagena y directora del partido Colombia Humana en Bolívar, Adelina Covo, y el alcalde William Dau impusieron a sus candidatos Dorina Hernández y María Alejandra Benítez, respectivamente, por encima de los acuerdos previamente establecidos entre las fuerzas de la coalición.

En esas mismas declaraciones, Rodríguez además aseguró que el 13 de febrero, día en que todos los candidatos del Pacto Histórico estaban en la Registraduría de Cartagena para inscribir la nueva lista, habló con el alcalde William Dau.

Dau le dijo —mencionó Rodríguez— que ya no había nada que hacer ante los problemas de inscripción de la nueva lista. “Dígale a María Alejandra Benítez que se vaya de la Registraduría (…) esto le va a salir caro al Pacto Histórico”.

El alcalde Dau ha negado cualquier participación en política.

Al ser consultado por los audios que se filtraron en enero, el mandatario le dijo a La Contratopedia Caribe que “no hizo nada indebido”, porque no ha usado recursos del Distrito para presionar votos a favor de algún candidato. “Lo que yo he hecho es hablar en privado de política, en reuniones a puerta cerrada, con otras personas”, dijo.

La Procuraduría tiene abierta una indagación preliminar para determinar si Dau ha participado en política los últimos meses.

El Concejo de Cartagena citará a debate de control político a la directora de Cooperación Internacional, Ana María Gonzalez, por su mención en los audios y su presunta influencia dentro de la campaña de Benítez a través de Lenin Martínez, quien es cercano a la funcionaria.

Aunque la nueva lista inscrita el 13 de febrero también se cayó, sus integrantes seguían a la expectativa de si habría algún salvavidas por cuenta de una tutela interpuesta por Sandra Villadiego, miembro de la lista inicial.

El 18 de febrero, el Consejo Nacional Electoral (CNE) declaró válida la lista inscrita cinco días antes porque Alianza Verde, uno de las fuerzas que conformaban la coalición en Bolívar y que reclamaba la nulidad de la misma, decidió renunciar a la coalición en el departamento.

Fue así como María Alejandra Benítez, la candidata del alcalde William Dau, se convirtió oficialmente en aspirante a la Cámara de Bolívar y ha hecho campaña con el hijo del alcalde y con el logo de ‘Fuera Malandrines’.

Jaime Hernández Amín

Partido: coalición Centro Esperanza

Número en el tarjetón: 6

Curul: Senado

Trayectoria en el sector público: secretario Ejecutivo del Despacho del Alcalde 2017-2018 (Alcalde (e) Sergio Londoño), secretario de Educación de Cartagena (2017-2018), jefe de Gabinete del Ministerio del Interior (2013-2015), secretario privado en el Senado de la República (2013-2014), alto Consejero de la Gobernación de Bolívar (2012-2013) (Gobernador Alberto Bernal), contratista en la campaña a la Gobernación de Juan Carlos Gossain, asesor en el Senado de la República (2010-2011), secretario Nacional de Juventudes del Partido Liberal (2007-2009).

Trayectoria en cargos de elección popular: alcalde (e) de Villanueva en 2013, candidato a la Cámara de Representantes de Bolívar (2010) y candidato a la Alcaldía de Cartagena (2019).

¿Quién es? Es politólogo y especialista en Gobierno y Gestión Pública. Tiene más de 15 años de experiencia en el sector público, entre cargos en el Gobierno nacional, en la Alcaldía de Cartagena y en la Gobernación de Bolívar.

En 2017, cuando Hernández Amin llegó a la Secretaría de Educación de Cartagena, manifestó a El Universal que encontró un déficit por el orden de $21.000 millones en algunos programas y que a raíz de dicha situación, reduciría los rubros destinados a los contratos para el programa de alimentación escolar (PAE), el servicio de vigilancia y el transporte escolar.

En 2020 la Procuraduría le profirió pliego de cargos por presuntas irregularidades en la implementación del PAE porque, según ese órgano de control, el exsecretario suspendió sin justificación la contratación del programa en 2018, lo que ocasionó que los estudiantes no recibieran los alimentos a tiempo.

La Procuraduría retiró los cargos y absolvió a Hernández de responsabilidades disciplinarias al no encontrar pruebas suficientes para sancionarlo.

Luego de años de militancia en el Partido Liberal, en 2019 se lanzó a la Alcaldía de Cartagena por el grupo significativo de ciudadanos ‘Cambiemos’.

Obtuvo la sexta votación en una jornada que ganó el veedor William Dau, contra todo pronóstico, pues el más opcionado a proclamarse como alcalde era William García, candidato de gran parte de la clase política tradicional y cuestionada de Cartagena.

Hernández Amín le hace campaña a Sergio Fajardo, por quien votará para que sea la carta presidencial de la Coalición de la Esperanza.

Hernández Amín es hijastro del cuestionado exalcalde de Cartagena, Gabriel García Romero, primo del difunto exsenador Juancho García Romero, condenado por corrupción.

Pese a esos lazos familiares, Amín no hace política con el cuestionado clan García y en Cartagena es visto como una figura alternativa.

“¿Que cuántos votos voy a sacar? Ni idea, los votos de opinión no se contabilizan en listas de Excel”, publicó en su cuenta de Twitter, recientemente, a propósito de las cuentas electorales que varios grupos políticos hacen en Cartagena, al igual que en el resto del país, de cara a la jornada de este 13 de marzo.

 

[Nota de la editora]: Esta historia fue actualizada después de su publicación para agregar información sobre el aval de la candidata María Alejandra Benítez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This