fbpx
Ante los recientes problemas de calidad de los alimentos, la administración de William Dau presentará un recurso de incumplimiento ante la Bolsa Mercantil. /Foto: Ofiprensa Secretaría de Educación.

‘Revisaremos el contrato para cancelarlo o corregir’: Directora de Cobertura Educativa sobre PAE en Cartagena

Dos quejas, durante la última quincena, tienen a uno de los dos operadores de la alimentación escolar con los reflectores encima. La Secretaría de Educación acudirá a un comité de arbitramento para determinar qué hacer después de encontrar productos lácteos dañados.

La Unión Temporal Por los Niños de La Heroica, uno de los dos operadores de la alimentación escolar de Cartagena, ha estado bajo escrutinio desde hace dos semanas: primero, la Contraloría alertó sobre el estado de algunas frutas que entregó y luego, la Secretaría de Educación suspendió la entrega de raciones en una escuela de Getsemaní por encontrar gusanos en las bolsas de leche y algunos panes en mal estado.

Aunque los problemas de calidad no representan más del 1% de las raciones que los estudiantes de las escuelas públicas han recibido este 2021, el Programa de Alimentación Escolar (PAE) de Cartagena, cuyo costo este año es de $31.632 millones, vuelve a estar bajo lupa, especialmente porque tiene a cuestas investigaciones y quejas de administraciones pasadas por corrupción.

Justo en su intento por blindar el PAE de privados con malas prácticas de contratación o de prestación de servicios, el gobierno de William Dau ha recurrido a la Bolsa Mercantil. A través de ella contrató al operador del año pasado (Unión Temporal Alimentación Escolar Cartagena) y a los dos de este año (Uniones temporales ‘Por los niños de La Heroica’ y Cartagena Express).

Sin embargo, algunas de esas empresas han tenido problemas con contratos pasados. Asunto que muestra que ni la Bolsa ni el sistema de contratación público colombiano son infalibles, pues la ley permite que las empresas concursen y se ganen contratos públicos, pese a los ruidos que puedan acompañarlas hasta tanto no haya una sanción penal, fiscal o disciplinaria.  

Para saber qué correctivos tomará la Secretaría de Educación y qué pasará con el contratista responsable de la mala calidad de los alimentos, La Contratopedia entrevistó a Alexandra Herrera, directora de Cobertura Educativa de Cartagena.

Al contratista, dijo, la Secretaría de Educación podría terminarle el contrato.

La Contratopedia Caribe. Con el regreso a las aulas bajo el sistema híbrido, ¿cómo está funcionando el Programa de Alimentación Escolar en Cartagena? ¿Los estudiantes están recibiendo los mismos paquetes que reciben desde que comenzó la pandemia?

Alexandra Herrera. No, veníamos entregando una modalidad transitoria que se llamó raciones de preparación en casa. Estas raciones traían granos, atún, huevos, panela. Tenían otra composición. 

Ahora el esquema cambió y desde agosto se están entregando raciones industrializadas cada 10 días (según lineamientos del Ministerio de Educación), conformadas por lácteos, panificados, dulces y frutas. Armamos los paquetes, los padres los reciben y se los llevan a casa, y ahí deben suministrarles los alimentos a los niños, diariamente, durante 10 días.

Ese cambio obedece al hecho de que ya no estamos con formación en casa porque tenemos el reto de volver a las aulas. Una vez verifiquemos que los niños se encuentran en las escuelas, comenzaríamos a retomar las entregas de los alimentos como se hacía antes de la pandemia, es decir, en los comedores escolares. 

LCC. ¿Cómo garantiza la Secretaría de Educación la calidad de los alimentos entregados por el PAE? 

AH. La verificación de la calidad de los alimentos que se entregan a las niñas y los niños se hace por medio de la figura de supervisión, que se realiza diariamente en cada una de las sedes educativas y las bodegas de almacenamiento y distribución de alimentos. 

Tenemos un equipo de apoyo que está conformado por una coordinadora, nutricionistas, ingenieros de alimentos, financieros y jurídicos. Ellos son los encargados de realizar las pruebas de sabor, olor y textura de los alimentos; de verificar el gramaje y etiquetado, pero sobre todo de verificar que se cumpla lo establecido en el contrato y de solicitarle al operador la entrega de las pruebas microbiológicas de cada uno de los productos que entrega. 

También verificamos las condiciones de logística y distribución. 

De todo esto se levantan unas actas, que nos indican si deben haber acciones de mejora, recomendaciones o correctivos. En Cartagena, estamos entregando más de noventa y ocho mil paquetes cada 10 días y cuando encontramos este tipo de situaciones actuamos. 

Como parte de esta cadena de control, hacemos lo necesario para que ningún paquete salga con problemas. Los paquetes con problemas, hasta ahora, no alcanzan a llegar al 1%. 

Entre las recomendaciones recientes que la Secretaría de Educación les ha hecho a los operadores están: 

  • Mejorar la organización y el control de calidad de los productos desde el centro de acopio.
  • Mejorar los tiempos de distribución y entrega de paquetes de raciones industrializadas en sedes educativas para mitigar los riesgos en manipulación y conservación de cadena de frío.
  • Garantizar que en las sedes educativas estén visibles las características de los alimentos que los padres o acudientes recibirán, al igual que las instrucciones de conservación.

LCC. ¿Qué pasa si los padres o los rectores no están conformes con los productos que reciben? ¿El operador debe reponerlos? 

AH. Tenemos que tener documentada la situación con todas las evidencias. Diseñamos un formulario para que los rectores puedan documentar cuántos productos no conforme recibieron para poder pedir reposición. Esto obviamente tiene unos límites, porque se exigen planes de mejoramiento y se toman medidas correctivas. Si esto se vuelve reiterativo, pues tendrá que llevarnos a una toma de decisiones más drástica con ese operador. 

LCC. Cuando encuentran alimentos en malas condiciones como las frutas sobremaduradas que advirtió, recientemente, la Contraloría o gusanos en los productos lácteos como ocurrió en una escuela de Getsemaní, ¿cómo actúa la Secretaría de Educación?

AH. A partir de las primeras observaciones que recibimos por frutas sobremaduradas, conformamos una mesa especial de seguimiento con los entes de control y con el Concejo Distrital, así como con la Unidad Administrativa Especial para la Alimentación Escolar, del Ministerio de Educación, que define los lineamientos a nivel nacional.

Encontramos que algunas frutas estaban sobremaduradas sin llegar al punto de estar dañadas. Sobre eso se estableció un plan de mejoramiento.  

Fue distinto a lo que pasó el sábado en la Institución Educativa La Milagrosa, cuando encontramos un paquete que no cumplía con las condiciones de calidad. De inmediato, documentamos la situación e hicimos una reprogramación, pues no pudimos seguir entregándoles a los padres las raciones de comida sin tener la certeza de que todas estuvieran en buenas condiciones.

LCC. ¿Los niños alcanzaron a consumir la leche contaminada? 

AH. Eran unos 190 paquetes más o menos y solo se alcanzaron a entregar pocos. Cuando se detectó que un paquete no se encontraba en buenas condiciones, no se siguió entregando el resto. 

El rector les envió un comunicado a los papás que alcanzaron a recibir los paquetes, diciéndoles que si identificaban algún cambio en el sabor, olor o textura lo reportaran. Hasta ahora no hemos recibido ningún reporte.

LCC. ¿Cuándo recibirán los demás padres de esa escuela de Getsemaní los alimentos que sus hijos no pudieron recibir el sábado pasado?

AH. Entre miércoles y viernes de esta semana (hoy y este viernes) tiene que darse la reposición de las raciones para no interrumpir el ciclo de entregas. 

Los paquetes los debe entregar el mismo operador y si ellos llegan a incurrir en una falta o incumplimiento, pues el asunto va a ser más delicado. 

LCC. Cuando hay gusanos en los lácteos, ¿en qué falla el proceso de calidad? ¿Por qué se llega hasta ese punto?

AH. En este proceso es clave el control de fechas de entrada y salida de los productos. Como estamos hablando de alimentos más delicados que requieren refrigeración, aquí se está rompiendo, ya sea por manipulación o cadena de frío, la conservación. 

Una cosa es la conservación de la leche y otra la de los panificados, dulces y frutas. Al ser alimentos que se entregan en paquetes de 10 días, los tiempos de conservación son distintos para cada grupo de alimentos.

En el caso de la fruta, por ejemplo, las quejas más frecuentes son porque hay unas más maduras y otras más verdes. Claro, eso pasa porque deben alcanzar para diez días. Hay unas que son de consumo inmediato y otras que tienen que durar un poco más.  

LCC. Debido a que el operador responsable de este asunto, Unión Temporal Por Los Niños de La Heroica, es el mismo que el de las frutas que advirtió la Contraloría, ¿es posible que la Secretaría tenga suficientes causas para terminarle el contrato?

AH. Nosotros hemos tenido observaciones por las frutas, tipo que están sobremaduradas o muy verdes, y eso nos ha llevado a planes de mejoramiento. 

El problema con los lácteos sí nos lleva a presentar un recurso de incumplimiento ante la Bolsa Mercantil de Colombia (entidad a través de la cual la Alcaldía contrató el PAE). Entraríamos en un ejercicio de revisión por comité de arbitramento para determinar las acciones a las que haya lugar: si cancelación del contrato o correctivos.

Si esta situación lleva a la cancelación, será necesaria nuestra capacidad de reacción inmediata (como Secretaría de Educación) para que los niños no se vean afectados por la suspensión del contrato mientras se hace una nueva contratación. 

Todas estas variables las está evaluando el equipo jurídico para determinar los pasos a seguir en ese comité de arbitramento.

LCC. Sobre una de las empresas detrás de la Unión Temporal por Los Niños de La Heroica en La Contratopedia escribimos una historia detallando sus líos en otros contratos. ¿Ustedes como Secretaría son conscientes de esos problemas? Es decir, ¿esos líos les hicieron reforzar, particularmente, la vigilancia con este operador?

AH. Más que reforzar, el esquema está dado para vigilar porque ya la norma reglamenta cómo tenemos que actuar. No tengo conocimiento sobre la información a la que haces referencia. 

A mí lo que me compete como supervisora es activar todo el sistema para hacer las verificaciones del contrato y tomar las actuaciones a las que haya lugar. 

LCC. ¿El otro operador del PAE, Unión Temporal Cartagena Express, ha tenido problemas? 

AH. Hasta ahora no hemos recibido observaciones, pero igual todos los días estamos atentos porque a veces nos enteramos primero por los medios de comunicación de cualquier queja u observación que por los mecanismos formales. 

Cuando hacemos el ejercicio de supervisión y detectamos situaciones por mejorar, de una vez actuamos. También cuando nos informan los rectores o padres de familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This