fbpx
El fuerte de San Fernando de Bocachica es una de las fortalezas de la zona insular de Cartagena. /Foto: Cortesía Etcar.

La debilidad institucional de la entidad que administra el patrimonio de Cartagena

La Escuela Taller Cartagena de Indias maneja, desde 2012, el sistema de fortificaciones con una alta rotación en su dirección, asunto que juega en contra de una administración más eficiente de esos bienes.

Este contenido forma parte de la investigación ‘Cartagena no tiene control total ni organizado de su patrimonio histórico‘.

Un aspecto clave que incide en la administración del patrimonio de Cartagena es la débil institucionalidad de la Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar), que nació en la década de los 90 para formar en oficios tradicionales, como albañilería, carpintería y pintura, a equipos de trabajo que ayuden en la restauración de los bienes patrimoniales y no como una entidad para administrar las fortificaciones. Responsabilidad que tiene desde 2012.

La Etcar, además, no tiene un cuerpo de trabajo nombrado sino vinculado por órdenes de prestación de servicios (OPS). Realidad recurrente en las dependencias públicas del país, incluidas otras más del Distrito cartagenero.

Ese número de empleados de la Etcar está condicionado por la disponibilidad presupuestal de cada año y por el manejo político. Esta entidad, como otras del Distrito, ha sido usada para pagar favores con burocracia.

La Escuela ha tenido 10 directores desde 2012, cuando comenzó una década de inestabilidad administrativa en Cartagena y por la que esta capital ha sumado 12 alcaldes entre elegidos por voto popular y nombrados por Presidencia. Algunos de esos directores incluso han estado en el cargo menos de un año. 

Que haya una alta rotación en la dirección tiene, al menos, cuatro consecuencias.

La primera es la falta de continuidad en los procesos porque cada vez que alguien asume la dirección debe dedicar tiempo para entender el plan estratégico a cinco años de esa entidad, definido en cada comodato con el Mincultura.


La segunda consecuencia pasa por la relación con el Ministerio: cada director o directora tiene un estilo gerencial que influirá en ese necesario diálogo permanente, que por momentos ha sido abiertamente confrontacional. En esa relación también influyen los lineamientos con los que llega el ministro o la ministra de turno a manejar el patrimonio.

La tercera consecuencia es la falta de transparencia informativa, porque dependiendo de quien asuma la dirección se publican en el sitio web los informes actualizados de ingresos e inversión de los recursos. 

Y la cuarta consecuencia es el impacto en las relaciones de la Etcar con los privados que explotan el patrimonio. Estas no siempre son fluidas. 

“Hubo un director que nos visitó porque le habían dicho que estábamos usando más espacio del arrendado. Cuando le mostramos el contrato y vio que no usábamos ni el 50% del espacio por el que pagamos fue que conoció el contrato. Otro nos dijo que nos iba a sancionar porque usábamos pimpinas de gas, cuando la cocineta de este baluarte tiene gas natural desde hace más de 20 años”, le contó a La Contratopedia un arrendatario que pidió no ser citado.

Para la exdirectora de la Etcar Alexa Cuesta, esa entidad “nunca debió administrar los recursos del patrimonio”. Ella le dijo a La Contratopedia que el Sistema Distrital de Cultura de Cartagena se debe reconfigurar para definir mejor las funciones de las entidades que lo conforman, la Etcar incluida.

Para otro par de voces consultadas por La Contratopedia, pero que pidieron no ser citadas, lo ideal sería que la administración de las fortificaciones quedara en manos de una institución que solo se dedicara a eso, quizá de carácter mixto como Carnaval de Barranquilla SAS

Una respuesta a “La debilidad institucional de la entidad que administra el patrimonio de Cartagena

  • Eso no puede seguir dependiendo de Mincultura. Se debe incluir cono parte del IPCC y espero que quien asuma el Ministerio entienda que los monumentos no son para hacer politiqueria barata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This