fbpx
Varios nombres empiezan a sonar en la carrera por llegar al Palacio de La Aduana, sede de Gobierno de Cartagena. /Foto: Archivo.

Así va el sonajero electoral en Cartagena a un año de las regionales

En la carrera por el Palacio de La Aduana, de cara a las elecciones 2023, ya hay varios aspirantes en el partidor. Entre ellos, un exgobernador, un excandidato a la Alcaldía de Cartagena, una exsecretaria departamental y una exfuncionaria del Distrito. Varios llegan con líos a cuestas.

Desde este 29 de octubre, con el inicio de inscripción de comités de grupos significativos, arrancó el calendario electoral en Colombia de cara a los comicios para elegir en 2023 a las autoridades locales para el período 2024-2027.

Esta contienda electoral en Cartagena estará marcada por un fuerte pulso de las casas políticas tradicionales, que le apuestan a recuperar el poder en el Palacio de La Aduana, después de haber sido derrotadas en 2019 por William Dau Chamat, un veedor con cero conocimiento en lo público que ha gobernado más en medio de peleas propias de campaña que con el talante de quien ya ostenta el poder.

Aunque hasta el 29 de julio de 2023 —cuando cierra la inscripción de candidatos a los cargos de elección popular— se sabrá quiénes serán los candidatos oficiales a suceder a Dau, desde hace meses varios nombres con trayectoria en la política e incluso con líos a cuestas han empezado a mostrar su intención de aspirar a la principal silla distrital.

Dentro de ellos hay un exgobernador, un excandidato a la Alcaldía de Cartagena, un veedor y una exfuncionaria del Distrito. 

Está por verse quiénes serán las apuestas de los alternativos, teniendo en cuenta que se empoderaron tras haber logrado una curul en la cámara de representantes, en cabeza de Cha Dorina Hernández, la primera palenquera en llegar al Congreso, y con la victoria del presidente Gustavo Petro, que arrasó en Cartagena.

También está por verse si el grupo político del alcalde William Dau tendrá candidato. 

La Contratopedia revisa este primer grupo de aspirantes para contar quiénes son, cómo se han estado moviendo y con qué casas políticas se les relaciona desde ya.

Dumek Turbay Paz

El exgobernador de Bolívar Dumek Turbay Paz es uno de los que más se ha mostrado con intenciones de llegar a la Alcaldía de Cartagena. Lo ha hecho con una activa presencia en redes sociales, desde las cuales ha cuestionado varias decisiones del gobierno del alcalde Dau, con quien sostiene un enfrentamiento público e incluso judicial.

Uno de los caballitos del exgobernador Turbay ha sido la ola de criminalidad que golpea con fuerza a Cartagena este 2022. Sin embargo, ese no es un fenómeno exclusivo de la capital de Bolívar, pues se enmarca en un deterioro generalizado de la seguridad en toda Colombia.

El Caribe no ha sido ajeno a esa situación y capitales como Barranquilla y Santa Marta han visto un aumento en sus estadísticas de delitos.

De hecho, en agosto, Turbay puso a mover en redes sociales el hashtag #SOSCartagena, con el que buscó llamar la atención del Gobierno Nacional y de los medios de comunicación por los homicidios y atracos que se registraron la última semana de ese mes en La Heroica.

Más recientemente también le ha sacado jugo a la deteriorada infraestructura pública, principalmente a la de escenarios deportivos. Por ejemplo, la última semana lideró una intervención en una cancha de fútbol del barrio San Fernando, escenario construido entre la Gobernación de Bolívar y la Alcaldía de Cartagena en el cuatrienio pasado.

Los recursos los obtuvo, según le dijo él mismo  a este medio, a través de aportes de empresas y fueron coordinados por la Liga de Fútbol de Bolívar.

Dentro de las empresas amigas de Turbay que aportaron están: Dotta SAS, José Monterrosa Ingeniero, Hotel Blu Concept y Juan Carlos Ayala abogado.

Turbay, natural de El Carmen de Bolívar, ganó la Gobernación en octubre de 2015, avalado por el Partido Liberal, con más de 414.000 votos.

Esa victoria tuvo detrás el respaldo de su primo, el senador liberal Lidio García Turbay y el de casi todas las casas políticas cuestionadas de Bolívar.

Parte del acuerdo de Turbay y las cuestionadas casas políticas que lo apoyaron se hizo público en 2019, cuando W Radio reveló unos audios en los que se le escuchó al exsenador parapolítico Vicente Blel Saad, padre del actual gobernador Vicente Blel Scaff, hablar de la forma en la que se habían repartido la burocracia en ese gobierno. 

La casa política que lidera Blel Saad tuvo participación en el gobierno de Turbay en Aguas de Bolívar, a través del director de esa entidad Miguel Scaff, sobrino político del condenado excongresista y primo del actual gobernador de Bolívar.

Pero ese no es el único escándalo a cuestas con el que llega Turbay al partidor de la carrera por la Alcaldía de Cartagena. 

En febrero de este año, la Fiscalía le solicitó a la Corte Suprema de Justicia investigar al senador García Turbay porque tiene sólidos indicios de que parte de los $56.506 millones inicialmente destinados para el alcantarillado de El Carmen de Bolívar fueron a parar a la campaña del senador liberal en 2018, cuando fue cabeza de lista de esa colectividad. 

Ese contrato lo adjudicó Dumek cuando era gobernador y aún sigue sin prestar servicio a la comunidad, a pesar de varias prórrogas en dinero y en tiempo.  

La Gobernación de Bolívar anunció, a través de la prórroga número 15, que el alcantarillado debe estar listo en diciembre próximo.

Mery Luz Londoño García

Esta ingeniera civil, con posgrado en administración de empresas, es otra de las figuras de la política local que ha mostrado intenciones de aspirar a la Alcaldía de Cartagena.

Londoño García renunció en julio de este año al cargo de Secretaria de Planeación Departamental. Estuvo en esa dependencia desde 2017, en el gobierno de Dumek Turbay. En enero de 2020 el gobernador Blel la ratificó en el cargo.

En esa cartera estuvo desde su llegada hasta su renuncia como cuota burocrática de la excongresista magangueleña de Cambio Radical, Karen Cure.

Esa exparlamentaria siempre ha sido vista en la escena política bolivarense como parte del grupo de la exempresaria del chance Enilce López alias La Gata (condenada por la Justicia por haberse aliado con los paramilitares que operaron en Bolívar y Sucre), un vínculo que Cure siempre negó.

En lo público, Londoño también se ha desempeñado como Secretaria de Hacienda de la Alcaldía de Cartagena, Gerente de la Contraloría Departamental de Bolívar y Gerente de la extinta Empresa Territorial para la Salud (Etesa).

Ese cargo en la Etesa le generó un escándalo que la mantuvo varios meses tras las rejas y del que después salió absuelta. En septiembre de 2010 la Fiscalía le imputó los delitos de concusión, concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito. En junio de 2015, el Juzgado 14 Penal del Circuito de Bogotá la absolvió. 

Esta no es la primera vez que Londoño busca llegar al Palacio de La Aduana: ya en 2005 aspiró como independiente y se enfrentó a candidatos de los clanes políticos tradicionales y cuestionados de la ciudad.

Ahora que quiere volver a la escena electoral, Mery Luz ha empezado a moverse en las redes sociales. En Instagram ha publicado videos cuestionando las políticas de la actual administración y exponiendo aspectos que la ciudad debe mejorar de cara a afianzar su vocación turística.

William García Tirado

Exrepresentante a la Cámara, exconcejal y exgerente del Fondo de Vivienda (Corvivienda), este economista tiene una amplia trayectoria política en el departamento de Bolívar.

Sin embargo, ese extenso recorrido en lo político y lo electoral no le alcanzó para superar en las urnas a su tocayo William Dau Chamat en las pasadas regionales.

García Tirado aspiró con el respaldo de la mayoría de casas políticas cuestionadas del departamento, entre ellas las casas Blel y Montes (cuestionadas porque sus cabezas son exsenadores condenados por parapolítica y por sus conocidas prácticas clientelistas). 

Consiguió en las urnas 102.000 votos, frente a los 113.000 con los que Dau ganó en octubre de 2019, apalancado por un discurso anticorrupción y con cero experiencia en lo público.

Justo una de esas casas electorales cuestionadas lo quiere volver a poner en la escena política para las regionales del año entrante. 

“Enviaron a William (García Tirado) a volver a aspirar para ver qué pasa con él y si no pega, tendrían a Rafa Meza, el concejal”, le dijo a La Contratopedia Caribe un político que conoce cómo se está moviendo la casa Blel de cara a las regionales del próximo año, elecciones en las que buscan recuperar el poder que perdieron en la Alcaldía de Cartagena con la victoria de Dau.

Otro miembro activo de ese grupo le contó a La Contratopedia que quien está más cerca de ser la carta principal de Blel es el concejal consevador Rafael Meza. “Sí nos enteramos que el hombre (García Tirado) va a salir a la calle, pero no es cierto que sea la principal carta. Rafa Meza está más en ese cuento”, precisó la fuente. 

García no se ha movido mucho en sus redes. De hecho, este año solo ha posteado dos veces en su cuenta de Instagram: lo hizo en agosto para cuestionar la muerte de dos turistas holandeses y lo que él catalogó como un “encubrimiento”. “¿Qué sanciones preventivas han adoptado? ¿O por ser presuntamente implicado el restaurante del hijo del burgomaestre la van a incubrir? (sic)”, se preguntó en su publicación.

Más recientemente, el pasado 23 de octubre, compartió imágenes de la campaña que hizo en 2019 recordando su recorrido en varias zonas de la capital de Bolívar y el apoyo que en ese momento recibió como candidato a la Alcaldía.

En las elecciones a Congreso de marzo pasado le puso votos al senador liberal Lidio García y a la cámara a Fernando Niño, una de las cartas del parapolítico excongresista William Montes.

El exgerente de Corvivienda vuelve a poner a sonar su nombre con un nuevo lío a cuestas: la Procuraduría le profirió cargos por haber amañado las condiciones para contratar los servicios de vigilancia en los proyectos de vivienda que lideraba la entidad a su cargo.

Según la Procuraduría, García fijó puntajes adicionales de acuerdo con el nivel de preparación de los vigilantes, así como tiempo de experiencia y capacitación en relaciones públicas, “condiciones incluidas sin un criterio técnico que habrían limitado la participación de oferentes interesados en brindar ese servicio”.

Jacqueline Perea Blanco

Jacqueline Perea Blanco

Desde el arranque del gobierno de William Dau, esta abogada con especialización en gerencia social y maestría en ciencia política ha sido una de sus principales opositoras. 

Perea Blanco ha ejercido esa oposición vía redes sociales, desde donde cuestiona medidas del alcalde, critica los nombramientos de casi todos los funcionarios del gobierno distrital y en septiembre pasado integró un grupo que lideró una manifestación en contra de la administración distrital.

La mayoría de sus publicaciones en Twitter e Instagram simulan una pieza periodística que hace veeduría, pero todas están cargadas de activismo político en contra del mandatario.

Aunque hasta ahora su virtual aspiración a la Alcaldía de Cartagena se presumía por su activismo político, desde el pasado 29 de octubre Perea oficializó que buscará ganar poder en las próximas elecciones regionales bajo el nombre de ‘Una Nueva Cartagena’, movimiento que ella autoproclama ciudadano.

En sus redes compartió imágenes de encuentros con varias personas, según ella, para la construcción de un documento “que contendrá los ejes temáticos del movimiento ciudadano una sola Cartagena”.

El nombre de Jacqueline Perea no es nuevo para quienes conocen el sector público en Cartagena, pues ha sido en varias oportunidades enlace del Distrito para el programa Familias en Acción, una estrategia del Gobierno Nacional para entregar ayudas económicas a familias de estratos bajos.

En 2018 aspiró a la Cámara de Representantes por el partido de La U y era vista como la carta de su cuñado, el político José Julián Vásquez, hermano de crianza del exalcalde de Cartagena Manolo Duque y quien era visto como el poder a la sombra en esa administración que terminó antes de tiempo en medio de investigaciones por corrupción.

De hecho, Perea llegó al cargo de enlace de Familias en Acción en el gobierno de Duque por la relación familiar que tiene con José Julián. Su hermana, Vanesa Perea, es la esposa del hermano y jefe político del exalcalde.

Ahora que mostró toda una logística en la realización de las primeras reuniones de su movimiento político hay quienes la vuelven relacionar con Vásquez.

Sin embargo, no hay evidencias de que él la esté financiando o acompañando en esta iniciativa política.

Otro grupo político con el que Perea ha tenido cercanía es con el de la excongresista Karen Cure, señalada de formar parte del combo de la exempresaria del chance Enilse López alias La Gata (condenada por la Justicia por haberse aliado con los paramilitares que operaron en Bolívar y Sucre).

De cara a la pasada contienda legislativa del 13 de marzo, Perea le organizó a Cure un evento en un hotel de Cartagena, donde mostró el logro de su movimiento y le alzó la mano ante un grupo de potenciales electores. Sin embargo, ese y los otros respaldos que tuvo no le alcanzaron a Cure para mantener la curul que ostentaba desde 2014.

De su paso por Más Familias en Acción, Perea fue señalada en el llamado Libro Blanco, del alcalde Dau, por presuntamente haber aumentado los contratos por Orden de Prestación de Servicios (OPS).

Lo que denunció Dau en su momento fue que entre 2018 y 2019, estando Perea al frente de Más Familias en Acción, se contrataron hasta 180 personas vía OPS, mientras que en 2020, en el arranque del nuevo gobierno solo necesitaron 33 contratos bajo esa modalidad.

Perea se defendió diciendo que esas contrataciones tenían que ver “con las necesidades que por obligación debía cumplir el Distrito”, en términos de indicadores de ese programa de asistencia económica. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This