fbpx
Alonso Del Río, Luis Daniel Vargas y Antonio Correa buscan llegar al Congreso, este 13 de marzo, con cambios en su red de apoyos electorales. /Foto: Redes sociales de los candidatos.

Viejas candidaturas sin los respaldos electorales de siempre

Tres candidatos que llevan más de una década participando en la política de Bolívar buscan asegurar una curul en el Congreso este 2022 sin el mismo caudal electoral que en el pasado los acompañó.

Candidatos que en elecciones pasadas se alzaron en las urnas, gracias a cuestionadas maquinarias de votos, buscan llegar al Congreso este 13 de marzo con nuevos rostros respaldándolos y sin muchos de los poderes que les garantizaron el triunfo años atrás.

Ese es el caso del exgobernador de Bolívar Luis Daniel Vargas, inhabilitado 12 años por la Procuraduría (que ya se cumplieron) por irregularidades en un contrato que adjudicó siendo gobernador entre 2001 y 2003.

Hace dos décadas llegó a la principal silla de Bolívar con apoyo económico de la condenada Enilce López, alias ‘La Gata’, espaldarazo con el que ahora no cuenta.

Situación similar le ocurre al candidato al senado por La U Antonio Correa, quien debe su trayectoria política al grupo de ‘La Señora’, como se le conoce en la política bolivarense.

En esta campaña no ha hecho proselitismo público con ninguna figura de ese movimiento. La Contratopedia tampoco pudo corroborar si Correa llega este domingo a las urnas como candidato de la otrora poderosa empresaria del chance, como sí lo hizo en 2010 y 2014.

Otro candidato que llega con cambios en su red de apoyos es el representante Alonso Del Río, quien busca reelegirse con votos heredados del clan García-Zuccardi y en llave con el senador barranquillero José Name Cardozo (grupo disminuido en Atlántico por la fuerza electoral charista de los últimos 15 años).

Para estas elecciones, Del Río no tuvo de fórmula a un candidato de la familia García, como lo había tenido los últimos ocho años, porque ese clan no inscribió a ninguno de sus miembros y el heredero Andrés García Zuccardi no buscó la reelección. Hecho inesperado en Bolívar dada la influencia política de esa familia los últimos 30 años en el sector público departamental.

Estos son tres viejos conocidos de la política bolivarense que compiten por curules en el Congreso, este 13 de marzo, con cambios en sus estructuras electorales.

Alonso Del Río Cabarcas

Partido: coalición La U, Mira y Colombia Justa Libres

Número en el tarjetón: 101

Curul: Cámara de Representantes

Trayectoria en el sector público: secretario de Salud de Bolívar (2003)

Trayectoria en cargos de elección popular: diputado de la Asamblea de Bolívar en 1998, precandidato a la Gobernación de Bolívar en 2011 y representante a la Cámara de Bolívar desde 2014.

¿Quién es? Es médico cirujano y miembro de la otrora poderosa casa política García Zuccardi, liderada por Juan José García Romero (QEPD), condenado por corrupción, y Piedad Zuccardi, investigada por parapolítica.

Los García son uno de los clanes más cuestionados de Bolívar porque han estado vinculados en varios casos de corrupción del departamento, las últimas dos décadas.

Entre ellos, una jugada para quedarse con un porcentaje del Puerto de Cartagena o su participación desde Inurbe, a través de uno de sus miembros, en una estrategia que permitió la venta de los predios de Chambacú a empresas constructoras por montos económicos. Los García eran socios de una de esas firmas.

También participaron de esa maniobra de enajenación, dirigida desde el Ministerio de Desarrollo, los Araujo (a través de Fernando Araujo).   

Del Rio empezó su carrera política como diputado de la Asamblea de Bolívar en 1998. Fue Secretario de Salud de Bolívar durante la administración del actual candidato al Senado Luis Daniel Vargas, quien fue inhabilitado por irregularidades en la contratación de textos escolares, y en 2011 se lanzó como precandidato a la Gobernación de Bolívar.

Con el aval de La U y el respaldo de los García-Zuccardi, desde 2014 Alonso ocupa una las curules de la Cámara de Representantes por Bolívar.

Para estas elecciones será heredero de los votos de Andrés García Zuccardi, senador de La U que no irá por la reelección y es hijo de Juan José García y Piedad Zuccardi.

Del Río va en fórmula con el senador barranquillero José David Name, heredero de la estructura política del fallecido José Name Terán, uno de los grandes caciques políticos del Caribe y considerado pionero en los esquemas de compra y venta de votos en Colombia.

Del Río también ha hecho campaña con el candidato al Senado de La U Antonio Correa, cuya trayectoria política se la debe al grupo de la condenada Enilce López, alias ‘La Gata’.

Entre los apoyos de Del Río, también, están el exconcejal de Cartagena Adolfo Raad Hernández y su hijo Carlos Raad de la Ossa, y el concejal de La U Lewis Montero.

Antonio Correa

Partido: coalición La U, Mira y Colombia Justa Libres

Número en el tarjetón: 6

Curul: Senado

Trayectoria en el sector público: asesor de la Secretaría de Salud departamental de Sucre.

Trayectoria en cargos de elección popular: senador de la República en dos periodos consecutivos (2010-2014) y (2014-2018).

¿Quién es? Es médico cirujano. Nació como político en el seno del grupo de Enilce López, ‘La Gata’, baronesa del chance, condenada en 2013 por la Justicia por haberse aliado con los paramilitares que operaron en Bolívar y Sucre.

 En 2010, Correa se lanzó al Senado con el aval del Partido de Integración Nacional (PIN), movimiento altamente cuestionado porque varios de sus miembros terminaron condenados por parapolítica y parte de su caudal en el Caribe lo tenía gracias a alias ‘La Gata’.

Con apoyo de la empresaria del chance, Correa logró asegurar su curul ese año. Con esa victoria, ‘La Gata’ sumó otro puesto en el Congreso pues su hijo, Héctor Alfonso López, era senador.

Para esas elecciones, Correa reconoció que recibió $200 millones del otro hijo de ‘La Gata’, Alfonso López (condenado a 29 años de prisión por el homicidio del periodista Rafael Enrique Prins), para financiar su campaña, publicó La Silla Vacía

Héctor Alfonso López renunció a su curul porque la Corte Suprema de Justicia le abrió un proceso por parapolítica y la Fiscalía lo capturó.  Y en 2014, Correa logró reelegirse como congresista de Opción Ciudadana (antiguo PIN), con los votos del grupo de La Gata.

En las legislativas de 2018 Correa se ahogó, y quince días antes de que terminara su periodo en el Congreso, la Fiscalía le compulsó copias a la Corte Suprema para que lo investigara por un presunto caso de corrupción.

Según el ente acusador, Correa pudo haber gestionado un contrato entre la Alcaldía del municipio de El Peñón, sur de Bolívar, y Coldeportes para la construcción de una cancha sintética de fútbol a cambio de una coima: casi $3.500 millones.

Correa desapareció de la vida pública por un tiempo tras su derrota en las legislativas de 2018 y reapareció en 2019 en una reunión del uribismo en Córdoba, con miras a las elecciones regionales de ese año, en la finca El Ubérrimo, del exsenador Álvaro Uribe, informó La Silla Vacía.

El exsenador intenta regresar al Congreso, ahora con aval del Partido de La U. Correa es uno de los fichajes estratégicos de la baronesa electoral del Valle y directora de ese movimiento, Dilian Francisca Toro (quien en 2018 ejerció como directora de Coldeportes) para alcanzar un grueso número de curules en el Congreso.

En el Caribe ha hecho campaña fuerte en Bolívar, Sucre y Córdoba.

Entre sus apoyos están:

  • El representante y candidato Alonso Del Río, del grupo García-Zuccardi.
  • El representante Jorge ‘Titi’ Burgos Lugo, candidato a la Cámara de Córdoba y miembro del movimiento de la procesada por parapolítica Zulema Jattin.
  • El diputado bolivarense Juan Miguel Puente Tous, avalado también por La U.
  • El concejal de Cartagena Lewis Montero.
  • Y líderes municipales de Córdoba y Sucre, como Juan Pablo Castillo (San Bernardo del Viento), Edilberto Cabrales (Chinú) y Ramiro Martínez (Cereté).

 

Luis Daniel Vargas Sánchez

Partido: coalición Centro Esperanza

Número en el tarjetón: 38

Curul: Senado

Trayectoria en el sector público: vicepresidente de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, secretario de Educación de Cartagena (1990-1991) y secretario de Educación de Bolívar (1988-1989).

Trayectoria en cargos de elección popular: gobernador de Bolívar entre 2000 y 2003 (destituido), candidato a la Gobernación de Bolívar en 2019 y candidato al Senado de la República (2006-2010).

¿Quién es? Es abogado y magíster en Educación. Es uno de los personajes polémicos de la política de Bolívar de las últimas dos décadas.

De acuerdo al portal Verdad Abierta, recibió apoyos monetarios en su campaña a la gobernación hace 20 años (fue gobernador entre 2000 y 2003) de Enilce López, alias ‘La Gata’, la baronesa del chance, condenada en 2013 por la Justicia por haberse aliado con los paramilitares que operaron en Bolívar y Sucre.  

Además —según Revista Semana—, siendo gobernador, Vargas le concedió de manera irregular el negocio del chance en Bolívar a ‘La Gata’.

Aunque el exgobernador niega esos vínculos, justamente López fue emergiendo como un superpoder en Bolívar en las épocas en las que Vargas estaba en el cargo.

De hecho, La Silla Vacía lo describió como un “exgobernador cercano a La Gata” que llegaba a estas elecciones legislativas con aval de los Verdes.

Por ese artículo, Vargas tuteló a ese medio de comunicación argumentando violación a su buen nombre. En segunda instancia, un juez determinó que esa historia no violaba ningún derecho y aclaró que si bien las expresiones de esa historia periodística podían “ser molestas”, “no le endilgan conductas penales” ni eran “desproporcionadas” con el candidato.

Pese a que en 2006 Vargas ya no ejercía como gobernador, ese año la Procuraduría lo destituyó del cargo por incurrir, en 2002, en una falta gravísima al favorecer a uno de los proponentes de una licitación millonaria para la compra de 67.000 textos escolares.

El órgano de control también lo inhabilitó por 12 años para ejercer cargos públicos. Esta decisión impidió que en 2006 Vargas continuara con su candidatura al Senado.

Aunque Vargas intentó apelar la decisión, en 2013 el Consejo de Estado le ratificó la inhabilidad que se venció en 2019.

Ese año el exgobernador intentó lanzarse a la Gobernación de Bolívar con el aval de Colombia Renaciente, porque no consiguió respaldo de los liberales. La victoria la tuvo Vicente Blel, hijo del condenado por parapolítica Vicente Blel Saad.

Ahora, con el apoyo de los Verdes y sin el respaldo electoral de ‘La Gata’ ni de ninguna de las estructuras electorales que lo llevaron a la Gobernación hace dos décadas —le dijo un político activo de Bolívar a La Contratopedia—, Vargas busca llegar al Congreso este 13 de marzo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This