fbpx
El Complejo Deportivo Nuevo Chambacú es uno de los proyectos bandera del alcalde Dumek Turbay. /Foto: Rénder de la Alcaldía de Cartagena.

Los nueve interesados en la transformación de Chambacú

Veintitrés empresas compiten en la licitación de $47.564 millones para la construcción del Complejo Deportivo Nuevo Chambacú. El contrato está proyectado a firmarse en julio.

Súmate a Mi Lupa, el programa de membresías con el que La Contratopedia Caribe busca el apoyo ciudadano para seguirle el rastro a la contratación pública. Con tu aporte ayudas a un medio de comunicación regional, que desde 2019 le pone rostro a la plata pública en Bolívar, Cartagena, Barranquilla y Atlántico. Gracias por respaldar este proyecto. Aporta aquí.

Megacontratistas de la era Char en Barranquilla, una empresa creada hace un año en Cartagena y firmas con amplia experiencia del interior del país forman parte del grupo de interesados en construir el Complejo Deportivo Nuevo Chambacú, un ambicioso proyecto de infraestructura deportiva y recreativa que el alcalde Dumek Turbay prometió desde que estaba en campaña. 

El presupuesto para esa megaconstrucción es de $47.564 millones y la firma del contrato está agendada para el 16 de julio.

Los interesados son seis consorcios, dos uniones temporales y una empresa de:

  • Atlántico (tres)
  • Bogotá (dos)
  • Antioquia (dos)
  • Bucaramanga (uno) 
  • Y Cartagena (uno).

De ese grupo de privados forman parte varios megacontratistas de la era Char en Barranquilla, como:

  • A Construir SA, que entre 2011 y 2019 recibió contratos públicos por al menos $322.000 millones de las alcaldías de Barranquilla, Malambo y Soledad, y la Gobernación del Atlántico. Y es una de las empresas que ha figurado en los primeros lugares de contratación de Barranquilla desde 2008.

Hasta inicios de 2023 tuvo entre sus accionistas a los hermanos Christian y José Manuel Daes. Desde ese año la mayoría de acciones están a nombre de Luis Eduardo Barrios, quien se venía desempeñando como gerente de la empresa. 

  • AE Ingenieros Civiles SAS,  empresa de construcción y obras de ingeniería civil. Su dueño es Antonio Escorcia Navarro, miembro de la junta directiva de Camacol Atlántico y quien a nombre propio y a través de su empresa ha sido contratista público, entre otros departamentos, en Bolívar, Magdalena y Atlántico. Es uno de los contratistas de los parques de Barranquilla de la última década.
  • Y Consinbe SAS y Construcciones Sector, propiedad de los Torres Vergara. Su miembro más reconocido en el mundo de la construcción es el ingeniero Sergio Torres Reátiga, contratista con una trayectoria de décadas en Barranquilla. Su hijo Javier Torres es cercano al exalcalde Alejandro Char y representante legal de Inversiones Torrosa SAS. Esta última involucrada en la trama de sobornos de la multinacional brasileña Odebrecht. 

El único consorcio de Cartagena, Innovación Deportiva 24, tiene como participante mayoritario (70%) a una empresa creada en enero pasado: Pitágoras Construcciones y Diseños, representada por María Alejandra Carrera Turizo.

Además de Carrera Turizo, que tiene la mayoría de acciones (98%), de esa firma también son accionistas:

  • Benjamín Tomás Herrera Amaya
  • Jairo Efraín Cerón Martínez
  • José Francisco Hernández Madera
  • Estela María Coneo Piñeres

Los accionistas de esta firma han participado en la construcción de obras con líos. Por ejemplo, Herrera Amaya formó parte de la Unión Temporal Parque Deportivo 2015, que desfalcó a la Alcaldía de Ibagué con la construcción de escenarios que nunca recibió la comunidad.  Por ese escándalo la Fiscalía ha procesado al representante legal de la unión temporal, Jaime Humberto Ribera; al alcalde de Ibagué que adjudicó las obras, Luis Rodríguez, y a otros funcionarios y contratistas.

Herrera también formó parte de la Unión Temporal Uninal Cesar, que ejecutó las retrasadas obras de la sede de la Universidad Nacional en La Paz, Cesar. Esos trabajos terminaron costando $18.000 millones adicionales a lo presupuestado y aunque debieron estar listos en 2015 sólo lo estuvieron en 2018.

Jairo Efraín Cerón Martínez también aparece salpicado en un escándalo relacionado con fallas en la ejecución de obras. Se trata de la construcción de la Terminal de Paso y el Mercado Público de San Juan del Cesar, La Guajira, obras que casi una década después de haber sido adjudicadas seguían como elefantes blancos. 

Por eso la Contraloría abrió, en 2018, un proceso de responsabilidad fiscal contra Cerón, el también contratista Gary Espitia y el exgobernador de La Guajira, Jorge Pérez Bernier.

Con la publicación del informe de verificación o evaluación de las propuestas, proyectado por la Alcaldía de Cartagena para este 24 de junio, se sabrá cuántos de esos nueve oferentes están realmente habilitados y si ese número garantizará una real competencia por la obra.

Mientras eso ocurre, La Contratopedia Caribe cuenta quiénes son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This