fbpx

Hermanos Christian y José Manuel ‘Yuyo’ Daes

Los hermanos Christian y José Manuel ‘Yuyo’ Daes Abuchaibe son uno de los rostros detrás del llamado ‘milagro barranquillero’ que convirtió a la capital del Atlántico, con millonarias obras civiles ejecutadas por un grupo de contratistas, en la imagen del desarrollo urbanístico del Caribe. 

Los Daes son la cabeza de uno de los emporios económicos más relevantes del país y son también un poder consentido por gran parte de la prensa nacional y local. Son dueños de Tecnoglass, uno de los grandes fabricantes de vidrio en Estados Unidos y América Latina, y de A Construir, una firma que se dedica a la construcción de obras públicas.

Entre 2011 y 2019, A Construir recibió contratos que suman más de $322.000 millones, de las alcaldías de Barranquilla, Malambo y Soledad, y la Gobernación del Atlántico. 

Especialmente, esa firma es reconocida por ser una de las megacontratistas de Barranquilla. Durante la última década, con la familia Char al frente de la Alcaldía, ha obtenido millonarios proyectos de infraestructura para la construcción de parques, vías y escenarios deportivos. 

Los Daes, además, son dueños del 20% de la empresa Alumbrado Público de Barranquilla (APBAQ), a través de la firma Alutrafic Led SAS. 

También tienen el 16% de participación accionaria en la firma  SF Convías S.A.S, que construyó y ahora opera el corredor portuario de Barranquilla. Y en 2021, se convirtieron en socios minoritarios de la Triple A, empresa de acueducto y alcantarillado de la capital del Atlántico. 

Su reinado como contratistas continúa ahora que Elsa Noguera llegó a la Gobernación del Atlántico. Con recursos del Departamento, se ganaron la ejecución de más de 300.000 metros cuadrados de espacio público en los 23 municipios, a través del programa ‘Parques para la gente’, por $162.527 millones.

La Unión Temporal Espacios Urbanos 2020, de la que A Construir forma parte junto a Soluciones De Infraestructura y Logística SAS, fue el único proponente. En noviembre de 2020, la Sociedad de Ingenieros del Atlántico (SIA) se quejó públicamente de que el contrato de los parques fuera empaquetado para que se lo ganara un solo contratista.

La historia de los Daes como contratistas empezó en 1998, cuatro años después de la fundación de Tecnoglass. 

Recibieron su primera concesión, durante la Alcaldía de Bernardo ‘El Cura’ Hoyos (hoy condenado por peculado por apropiación), para administrar el mobiliario y la señalización pública de Barranquilla, a través de otra de sus empresas: Construseñales SA. 

Esta concesión sigue vigente, y  se nutre con parte del impuesto del alumbrado público, que los barranquilleros pagan mes a mes en su factura de energía. 

En 2010, a través de un otrosí que firmó el entonces alcalde Alejandro Char, la Alcaldía de Barranquilla le entregó a Construseñales el manejo de las cámaras fotomultas. Esa empresa recibe el 35% del recaudo por esas multas.

Construseñales, además, maneja las fotomultas de las carreteras del Atlántico. Esa concesión contempla el 45% del recaudo para esta firma.

El ascenso y éxito económico de los Daes tiene detrás varias investigaciones judiciales.

En los años 90, José ‘Yuyo’ Daes estuvo involucrado en el encausamiento que hizo el gobierno de los Estados Unidos en contra del Cartel de Cali. A ‘Yuyo’, la justicia norteamericana lo señaló de estar involucrado en la importación y distribución de cocaína de ese cartel a finales de 1980. 

De acuerdo con La Silla Vacía, a ambos hermanos la Justicia de Estados Unidos les abrió un proceso penal por conspiración para importar cocaína y lavado de activos, y en 1996 les expidieron órdenes de captura.

En 1999, ‘Yuyo’ fue encarcelado en Colombia, acusado de enriquecimiento ilícito por unos cheques girados a su empresa (Tecnoglass) de empresas fachadas del Cartel de Cali. A pesar de estar detenido en la cárcel La Modelo, en esa época la revista Cambio aseguró que el poder real en Barranquilla era Yuyo Daes porque era él quien manejaba la contratación de la ciudad.

Aunque ya no tienen cuentas pendientes con la Justicia en los Estados Unidos ni en Colombia, a los Daes los persiguen esos señalamientos que los involucran con la mafia décadas atrás y salen a flote cada tanto en investigaciones periodísticas y económicas. 

En 2021, por ejemplo, la firma Hindenburg Research, que se dedica a divulgar investigaciones de empresas del todo el mundo, publicó una auditoría financiera de Tecnoglass, en la que señaló supuestas irregularidades contables en la empresa y resaltó los lazos de los Daes con el Cartel de Cali en los noventa.  

También, en 2022, una investigación de La Liga Contra el Silencio expuso los nexos de las familias Daes, Name, Char y Gnneco con el Cartel de la Costa, una organización criminal que existió entre los años 80 y el 2010, liderada por Alberto Orlande Gamboa, alias ‘El Caracol’.

A la par de esas publicaciones, los Daes continúan aumentando su poder. Recientemente, Tecnoglass se convirtió en la primera empresa colombiana en cotizar, directamente, sus acciones en la Bolsa de Nueva York.

Contratos ganados durante el gobierno de Noguera: 

Suscríbete a La Contratopedia Caribe