Guantes, tapabocas, protectores faciales y geles antisépticos hacen parte de los insumos comprados por la Alcaldía de Cartagena en la primera fase de atención a la pandemia por coronavirus. /Foto: Ilustrativa tomada de Freepik

Los contratistas de los insumos sanitarios en Cartagena

La administración de William Dau ha invertido $2.856 millones en artículos de protección contra el coronavirus. La segunda suma más alta, después de los mercados, en esta primera fase de atención a la pandemia.

Cuatro firmas de Barranquilla, Bogotá y Cartagena son, hasta ahora, los contratistas del Distrito de Cartagena para la dotación de insumos sanitarios con los que la Alcaldía busca prevenir el contagio de coronavirus entre el personal médico de la red pública hospitalaria y con los que intenta detener la propagación de la pandemia en los distintos barrios de la ciudad.

Los cinco contratos, firmados por el alcalde William Dau entre el 24 de marzo y el 8 de abril, suman $2.856 millones, la segunda cifra más alta entre las inversiones realizadas por la Alcaldía en esta primera fase de atención a la pandemia. El primer lugar lo ocupa la compra de comida con 81.367 mercados por $7.156 millones.

Dos de esos cinco contratos, firmados con la empresa barranquillera Ventas Distribución y Marketing Ltda, no han estado exentos de críticas ni dudas por los valores unitarios de algunos productos.

Estos son los contratistas de los insumos sanitarios en lo que va de pandemia en Cartagena.

Ventas Distribución y Marketing Ltda

La Alcaldía de Cartagena firmó dos contratos, el 8 de abril, con la firma Ventas Distribución y Marketing Ltda para la compra de insumos sanitarios y las pruebas rápidas para la detección del nuevo coronavirus.

Con el contrato de insumos sanitarios, la Alcaldía adquirió por $1.215 millones, estos productos:


Con esos insumos, la Alcaldía de Cartagena busca dotar por 90 días al personal sanitario de la ESE Hospital Local Cartagena de Indias y de los hospitales Universitario del Caribe y Gestión Salud, que hacen parte de la red de salud pública.

La segunda compra que la Alcaldía le hizo a Ventas Distribución y Marketing Ltda fue 10.000 pruebas rápidas, a $72.500 cada una, para la detección de Covid-19, a través de suero, plasma o sangre total. Ese contrato, cuyo valor total fue por $725.000.000, no ha estado exento de cuestionamientos. 

Funcicar comparó los precios unitarios de distintos contratos, celebrados recientemente en el país por entidades públicas, y encontró que el precio promedio por cada prueba es de $29.555, es decir, $42.945 menos que el valor pagado por la administración Dau. Por tanto, con lo que la Alcaldía pagó hubiese podido comprar 24.530 pruebas y no solamente las 10.000 que adquirió.

El Distrito respondió ante esos cuestionamientos que solo dos de las seis firmas que enviaron cotizaciones cumplían con los requisitos. Es decir, no pedían anticipos cercanos al 100% y garantizaban la entrega de los productos antes de los 25 días siguientes a la firma del contrato. Esas empresas fueron Hijos de Enrique Roca, con una oferta de $75.000 más IVA por cada prueba, y Ventas Distribución y Marketing, con una cotización de $60.500 más IVA por cada prueba.

Este contrato se celebró con IVA porque se firmó un día antes de la orden presidencial de eximir a estas negociaciones del pago de ese impuesto. 

En cuanto al valor de cada prueba rápida, el Distrito reconoció que el costo es superior al de otros contratos celebrados en el país porque cuando las compró, hace casi un mes, había mayor demanda que oferta. Situación distinta a la actual, explicó el Distrito a través de un comunicado de prensa, porque tan pronto la fabricación de pruebas aumentó, los precios comenzaron a regularse.

Pese a las explicaciones dadas por el Distrito, quedó claro que ese contrato pudo haberse celebrado por un mejor precio, pues entre las cotizaciones presentadas por Funcicar, en su ejercicio comparativo de precios, hay pruebas cuyo valor unitario es menor a $30.000 y tienen fechas similares a las de la negociación del Distrito.

Matriculada en 1999 en la Cámara de Comercio de Barranquilla, Ventas Distribución y Marketing Ltda tiene un amplio objeto social, que incluye la comercialización en general de todos los productos de uso y consumo humano, así como la importación y exportación de insumos y productos agroindustriales, como insecticidas, matamalezas y abonos.

Sus socios son Iran Gabino Borja Monroy, gerente, y María Antonia Monroy, subgerente. 

A nombre de esta firma figuran los establecimientos comerciales Agro Marketing Ltda y Ventas Distribución y Marketing Ltda, que se dedican al comercio al por mayor de maquinarias y equipos, y a la fabricación de plaguicidas y otros productos químicos de uso agropecuario.

Esta firma también ha sido contratista de las gobernaciones del Atlántico y Bolívar, por $625.017.620, para la compra de tabletas purificadoras de agua e insumos y equipos para prevenir enfermedades transmitidas por vectores.

Twity SA

El alcalde William Dau también firmó, el 8 de abril, un contrato con la empresa Twity SA por $733.479.390, para comprar:


Esos insumos, al igual que los que la Alcaldía le compró a Ventas Distribución y Marketing Ltda, son para dotar por 90 días al personal sanitario de los hospitales de la red de salud pública de la ciudad.

Twity SA es una empresa matriculada en la Cámara de Comercio de Bogotá desde 1993, representada legalmente por Jimmy Moisés Winer Ackerman. Se dedica a la confección de prendas de vestir y de artículos con materiales textiles; al comercio al por mayor de productos farmacéuticos, medicinales, cosméticos y de tocador, y a la fabricación de calzado.

Está inscrita en el Registro Único de Proponentes desde 2009. Entre 2011 y 2020 contrató, por $13.780 millones, con distintas entidades nacionales. Entre ellas, la Aeronáutica Civil, el Hospital Central de la Policía, la Gobernación de Cundinamarca, la Alcaldía de Bogotá y el ICBF. Procesos en su mayoría para la dotación de ropa, maletas e insumos de aseo personal. 

Karolina Piña Aguilar

Para mitigar la propagación del coronavirus en los barrios de Cartagena, el alcalde William Dau le compró el 24 de marzo a Karolina Piña Aguilar, por $168.157.880: 

  • 4.000 jabones líquidos antibacterial
  • 500 tapabocas N95
  • 4.000 cajas de tapabocas quirúrgicos, con 100 unidades cada una
  • 1.000 guantes de vinilo
  • 4.000 geles antibacterial de 500 ml cada uno
  • 4.000 unidades de alcohol de 120 ml cada una

Parte de esos insumos la Alcaldía los ha repartido entre los miembros del Cabildo Indígena Zenú, en la zona de Membrillal, y entre los 40 Comités Barriales (Combas), que funcionan en Cartagena como primer eslabón en la cadena de prevención y gestión del riesgo, tal como lo establece la Ley 1523 que regula la política nacional de gestión del riesgo de desastres en Colombia.

Karolina Piña Aguilar está registrada en la Cámara de Comercio de Cartagena desde 2014. Es propietaria de Sicar Suministros Integrales del Caribe, un establecimiento comercial con sede en el barrio Los Alpes, dedicado al comercio al por mayor de productos farmacéuticos, medicinales, cosméticos y de tocador. También al comercio al por mayor de materiales de construcción, artículos de ferretería, pinturas, productos de vidrio, y equipos y materiales de fontanería y calefacción. 

Entre 2015 y 2020, la Alcaldía de Cartagena le adjudicó contratos por $124.353.670 para suministro de kits de aseo familiar para familias en situación de riesgo en Cartagena, gestión de residuos sólidos de las plazas de mercado de Cartagena, apoyo a la gestión en la Dirección Administrativa de Apoyo Logístico y apoyo técnico a la Secretaría General.

ARC Análisis SAS

El alcalde William Dau firmó un contrato, el pasado 3 de abril, por $13.950.000 con Rocio Contreras Montes, representante legal de ARC Análisis SAS, para la compra de tres kits de pruebas rápidas.

Cada kit costó $4.650.000 y contiene insumos para la detección cualitativa y la caracterización de coronavirus.

ARC Análisis SAS es una empresa bogotana, creada en 1994 y matriculada en la Cámara de Comercio de Bogotá. Se dedica al comercio al por mayor de productos químicos, cauchos y plásticos, y también al comercio al por mayor de maquinaria y equipos.

Su representante legal es Rocio de Alba Contreras Montes. Sus contratos públicos suman, al menos, $4.664 millones con distintas entidades territoriales y nacionales como los institutos Nacional de Cancerología, Nacional de Salud y Alexander Von Humboldt y las universidades del Valle, Sucre y Quindío.

Una respuesta a “Los contratistas de los insumos sanitarios en Cartagena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This