fbpx
El Hospital Universitario del Caribe solo tiene habilitados seis de sus diez pisos. /Foto: Cortesía

Los contratistas de las obras del Hospital Universitario del Caribe

Una empresa cartagenera, con pocos años de fundación pero varios contratos millonarios a cuestas, está detrás de la remodelación de uno de los principales centros de atención médica para la pandemia en Bolívar. 

Al menos una semana más deberán esperar los bolivarenses para comenzar a utilizar los pisos 9 y 10 del Hospital Universitario del Caribe (HUC), en cuya remodelación la Gobernación de Bolívar invirtió $12.616 millones, como parte de la respuesta del gobierno de Vicente Blel a la pandemia por coronavirus.

Detrás de ese contrato está una dupla de empresas que ya trabajaron como contratista e interventor en la construcción del Hospital de Mompox el año pasado.

Las obras 

Las obras de infraestructura, que ya están listas, incluyeron la demolición de muros, la desinstalación de cielo raso, puertas y ventanas; trabajos de mampostería, enchapes, pisos, redes eléctricas y dotación del mobiliario hospitalario. 

Los dos pisos del HUC debían estar funcionando, a más tardar, la primera semana de octubre, cuando se cumplen los dos meses de la obra, contratada por el gobierno Blel el pasado 31 de julio. Sin embargo, ese plazo fue ampliado el 28 de septiembre por 15 días más con un otrosí —como se le llama en lenguaje jurídico a los cambios que sufren los contratos—.

Durante ese tiempo, el contratista debe realizar pruebas en las diferentes redes del hospital, como las acometidas de agua potable, sanitarias, contraincendios, eléctricas y de gases medicinales. Hasta que no exista certeza de su funcionamiento, estos pabellones no pueden comenzar atención al público.

Las obras de este hospital son importantes por tratarse de uno de los centros médicos clave en la atención de contagiados con coronavirus en Bolívar, que recibe a pacientes de Cartagena y los municipios. 

También lo son porque una de las metas de la Superintendencia de Salud, que tiene intervenido el HUC desde 2016 por problemas financieros, es reabrir los pisos que están cerrados desde 2003 cuando el hospital fue liquidado. Entre esos, los 9 y 10, pues el HUC tiene diez pisos, pero actualmente sólo seis están habilitados. 

Los contratistas de la remodelación

Para las obras de adecuación del Hospital Universitario del Caribe, la Gobernación realizó dos contratos directos:

  • uno para la ejecución de las obras de ingeniería, por $11.712 millones,
  • y el otro para la interventoría de las mismas, por $702.827.958.

Las obras de ingeniería fueron contratadas con la empresa cartagenera Suministros, Proyectos y Obras de Colombia SAS, matriculada en la Cámara de Comercio de Cartagena desde 2014 y hasta el 4 de abril pasado. Desde entonces, ese contratista está registrado en la Cámara de Comercio de Barranquilla porque trasladó su domicilio a esa capital. 

Tiene inscripción en el Registro Único de Proponentes desde 2016, lo que le permite postularse a convocatorias realizadas por las entidades territoriales para ofrecerles sus servicios. Sus representantes legales son Yuri Paola Monterrosa Seña, quien es su única accionista, según el acta de constitución registrada en la Cámara de Comercio, y Edwin Fabian Castro Escorcia.

Esta empresa se dedica a la construcción de obras de ingeniería civil y al comercio al por mayor de materiales de construcción y de ferretería. 

En el Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop) no registra más contratos a su nombre, por lo que la única megaobra de infraestructura que ha obtenido por sí sola es el contrato que le entregó la Gobernación de Bolívar.

Lo que sí registra en el Secop esta empresa son dos millonarios contratos como miembro de dos consorcios:

En cuanto a la interventoría de las obras en el HUC, la Gobernación le adjudicó ese contrato al Consorcio Interhospital Universitario, conformado por HG Ingeniería y Desarrollo SAS, con el 75% de participación, y Cayena Consultores e Interventores SAS, con el 25% restante. La representante legal de este consorcio es Lisseth Natalia Ayola Ordóñez. 

HG Ingeniería y Desarrollo SAS es una empresa bogotana, matriculada en la Cámara de Comercio desde 2012 e inscrita en el Registro Único de Proponentes desde 2016. Reporta dos empleados y tiene dentro de sus actividades principales las de consultoría de gestión, arquitectura e ingeniería. Su representante legal es Lisseth Natalia Ayola Ordóñez.

Aunque en el Secop no le aparecen contratos a nombre propio, este es el segundo negocio que firma esta empresa como integrante de consorcios dedicados a realizar interventorías a obras civiles en hospitales públicos. Esos contratos suman $802.868.458.

La otra integrante de Interhospital Universitario es la firma barranquillera Cayena Consultores e Interventores SAS, representada legalmente por Rodrigo José Piedrahita Amín y matriculada en la Cámara de Comercio desde 2016. Reporta tres empleados y tiene dentro de sus actividades económicas la arquitectura e ingeniería y otras actividades conexas de consultoría técnica.

Esta empresa integró el consorcio Interhospital Mompox, que hizo la interventoría de la construcción del Hospital de Mompox, en 2018, donde  Suministros, Proyectos y Obras de Colombia SAS también estuvo como constructor, con el 50% de participación del consorcio ganador. 

Ese contrato de interventoría fue por $1.831 millones.

En el Secop, está empresa reporta dos contratos a nombre propio, uno con la Alcaldía de Cartagena de Indias y otro con la Alcaldía de Cartagena del Chairá, en Caquetá. Ambos suman $208.565.351. 

En medio del proceso de adjudicación del contrato para las obras en el HUC, la ONG Funcicar —veedora de los recursos públicos en Bolívar— cuestionó dos asuntos: que la Gobernación de Bolívar no hubiera presentado las especificaciones técnicas ni el detalle de las obras a desarrollar y que el tiempo para presentar las ofertas fuera de apenas dos días (del 23 al 25 de julio). 

“Los interesados en participar tuvieron dos días para hacer estudios a pliegos con la información disponible, cotizaciones y elaboración de ofertas”, cuestionó Funcicar.

Una respuesta a “Los contratistas de las obras del Hospital Universitario del Caribe

  • Antonio definitivamente no hay oportunidades para otros que no tengan padrinos . Esa es la realidad. Eso de los pliegos tipos es una vagabunderia. Hecha la ley hecha la trampa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This