En el mundo empresarial y de la contratación pública, es aquella persona que actúa a nombre propio para realizar actividades que la ley colombiana considera mercantiles, como la preparación de comidas, servicios logísticos o la construcción de obras de ingeniería.

Su número de cédula es su número de identificación, además del NIT que le asigna la Dian. Este último, con un dígito adicional.

Las personas naturales pueden ser contratistas del Estado, si surten todos los requisitos de contratación, y su patrimonio, tanto personal como familiar, se convierte en prenda de garantía ante cualquier eventualidad que surja durante el desarrollo de su actividad económica. 

 

Suscríbete a La Contratopedia Caribe