fbpx
El Consorcio Salud Milenio es el responsable de Se trata de la intervención de las obras en 16 hospitales y 45 puestos de salud, por $136.000 millones. /Foto: Gobernación del Atlántico.

Atlántico moderniza sus hospitales y puestos de salud a crédito

A través de un contrato firmado bajo la figura de crédito al proveedor, el Departamento interviene la infraestructura de 61 hospitales y puestos de salud. Esas obras, agrupadas en un solo contrato, se las ganó el Consorcio Salud Milenio.

Este contenido forma parte de la investigación ‘Así funciona el modelo de contratación charista en la Gobernación del Atlántico’, posible gracias a la iniciativa ‘Desafío en Contrataciones Abiertas’ , del Open Contracting Partnership.

 

Otro de los sellos de gestión charista es la contratación con créditos, entregados por la banca nacional o internacional, o con recursos de los contratistas bajo una figura que se llama crédito al proveedor.

Esa figura, como contó La Silla Vacía en su investigación ‘El entramado de contratación de Álex Char’, es una modalidad de financiación para obras públicas poco común en otras regiones de Colombia.

Lo es porque no es usual que los contratistas cuenten con tal músculo económico para asumir riesgos al prestarle al Estado pudiendo invertir “su capital de forma más productiva”.

Los contratistas, además, deben demostrar que tienen buena capacidad crediticia con el sistema financiero. Esa investigación periodística señaló que ese esquema de financiación pública “crea un riesgo de que plata de cualquier procedencia termine siendo lavada por el mismo Estado”.

En lo que va de la administración Noguera, el departamento ha ejecutado un contrato bajo esa figura, le dijo a La Contratopedia el secretario Raúl Lacouture en respuesta a una petición informativa.

Se trata de la intervención de 16 hospitales y 45 puestos de salud, que se ganó el Consorcio Salud Milenio por $136.000 millones.

Que ese millonario contrato se hiciera bajo esa figura terminó limitando la pluralidad de oferentes: solo hubo dos ofertas.

Parte de la explicación se encuentra en que no todas las firmas de obras civiles tienen suficientes capacidades empresariales ni crediticias para trabajar, poniendo ellas el capital, y recibir los recursos después.

De hecho, entre los requisitos de esta licitación, la Gobernación les pedía a los interesados acreditar capacidad financiera y una carta-cupo de crédito. 

Según los pliegos publicados por la Gobernación, el Departamento le pagará al consorcio su inversión en 40 cuotas trimestrales, durante 10 años.

En los estudios previos, la Gobernación justificó este tipo de contratación en la falta de recursos del Atlántico a corto plazo para atender la crítica infraestructura de la salud departamental.

La Gobernación también dijo haber acudido al crédito al proveedor por la fácil implementación que brinda frente a otras posibilidades de crédito público. 

“No requiere trámites previos tales como la calificación por parte de una  Agencia Calificadora de Riesgo, ni la celebración de contratos de garantía u otorgamiento de colaterales que respalden la operación, ni el otorgamiento de pagarés, cartas de instrucciones o solicitudes de desembolso”, le respondió, por escrito, la Gobernación a La Contratopedia. 

El crédito al proveedor ya había sido usado en la Gobernación. Por ejemplo, durante el gobierno de Eduardo Verano, entre 2008 y 2011, el Departamento firmó un contrato bajo esa figura por $29.000 millones para inversión en escuelas municipales.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This