Los primeros contratos del PAE para este 2020 se lo ganaron ocho firmas, asociadas en tres uniones temporales y un consorcio. /Foto: Oficina de Prensa - Gobernación de Bolívar.

PAE de Bolívar 2020: nuevos operadores, la misma telaraña de contratistas

Siete de las ocho firmas detrás de los operadores de la alimentación escolar han tenido uno o varios contratos, los últimos tres años, a través de distintos consorcios o uniones temporales que crean al asociarse entre sí.

Los cuatro operadores a los que la Gobernación de Bolívar les entregó, el pasado 20 de enero, el plan de alimentación escolar (PAE) conforman una telaraña de contratistas que han recibido los últimos tres años una parte generosa de esos millonarios contratos en Bolívar, bajo distintos consorcios y uniones temporales. También, gracias a las distintas sociedades que crean, han pujado por más procesos en otras ciudades como Yopal, Barranquilla, Manizales y Barrancabermeja.

Aunque la contratación del PAE arrancó con denuncias de la Red Veedurías Ciudadanas de favorecimiento a contratistas del saliente gobierno de Dumek Turbay, e incluso la administración de Vicente Blel suspendió por unos días la licitación, esa millonaria contratación se la terminaron ganando ocho firmas, asociadas en tres uniones temporales y un consorcio; cinco de ellas con líos en contratos anteriores en Bolívar o en otras regiones del país.

La mayoría de las ocho firmas tiene en común el cambio frecuente de su razón social, y objetos sociales amplios, con características diversas entre sí, que van desde dictar talleres hasta la construcción de infraestructura vial. De hecho, algunas se han ganado contratos de dotación de implementos, capacitación a funcionarios, implementación de sistemas de gestión de calidad y asistencia técnica en gestión del riesgo.

Este primer contrato del PAE 2020 en Bolívar, por $30.038 millones, contempla meriendas reforzadas y almuerzos para 113.324 estudiantes, en 44 municipios, durante el primer semestre académico. Las entregas se harán en cuatro lotes: 

  • El Consorcio Alimentando Sonrisas operará en la Depresión Momposina y Loba; 
  • La Unión Temporal por un Nuevo Horizonte, en las escuelas del Dique; 
  • La Unión Temporal Nutriendo Escolares, en el Magdalena medio y la Mojana bolivarense.
  • La Unión Temporal Montes de María, en las aulas de esos municipios.

Estos son los contratistas del PAE de Bolívar 2020 y algunos de sus líos.

El operador del Dique

La unión temporal por un Nuevo Horizonte, encargada del lote alimenticio de las escuelas del Dique por $8.433 millones, la conforman las fundaciones CEA Cartagena y Betel Casa de Dios, ahora Fundación para el Desarrollo Sostenible. 

La Fundación CEA Cartagena está registrada en la Cámara de Comercio de esa ciudad desde febrero de 2013 como una entidad sin ánimo de lucro, representada por Sabas Benavides Pereira. Tiene sedes en Barranquilla y Bogotá y un amplio objeto social, que incluye gestión de recursos, interventorías, cesión de terrenos o albergues, manejo de alimentos y organización de talleres educativos.

Antes de ganarse el actual contrato, esta fundación ya acumulaba $25.431 millones por los PAE de 2017, 2018 y 2019, entregados durante la administración de Dumek Turbay y en los que participó como integrante de tres uniones temporales, de distinto nombre y en asocio con varias fundaciones. Algunas de ellas, ganadoras del PAE este 2020. También ejecutó el año pasado la alimentación escolar del municipio bolivarense de Morales. 

Además del PAE, se ganó en 2015 un contrato para implementar el sistema de gestión de la calidad en la Secretaría de Educación de Cartagena, y la organización de un diplomado a funcionarios de la Contraloría, entidad que eventualmente podría supervisar sus contratos por ser contratista del Distrito.

Uno de los líos de la Fundación CEA ocurrió en 2019, cuando tuvo el 40% de participación en el Consorcio Cartagena con Futuro. Este último participó por el PAE de La Heroica presentando el certificado de un contrato, supuestamente, entregado por la Diócesis de Sincelejo por $8.278 millones. La entidad eclesiástica negó ese negocio. 

“Con vehemencia podemos afirmar que desconocemos la totalidad del contenido y el origen de los documentos anexados por usted, los cuales consideramos apócrifos”, le respondió el área jurídica de la Diócesis de Sincelejo a la funcionaria de la Alcaldía de Cartagena, encargada de verificar la veracidad de ese contrato, publicó BLU Radio

BLU aseguró que la Fiscalía y la Procuraduría debían descartar que hubiese colusión en este proceso, es decir, que los proponentes estuviesen incurriendo en hechos que afectaran la libre competencia para direccionar el proceso, ya que otro de los consorcios también presentó documentación evidentemente irregular.

La Alcaldía descartó ese proceso y contrató el PAE a través de la Bolsa Mercantil de Colombia.

La Fundación CEA también hizo parte de una unión temporal (PAE Yopal 2019) que pujó en 2019 por el PAE de esa capital, por $3.770 millones. Esa UT y otra más (Nutriendo Yopal 2019) fueron cuestionadas por el comité evaluador de la Alcaldía de Yopal al presentar un contrato de arrendamiento idéntico para la bodega de alimentos. 

Como ese documento solo se diferenciaba por la razón social del arrendatario, la ubicación de la bodega, el canon de arrendamiento y el nombre del arrendador, el comité pidió explicaciones por considerar que podría haber fraude o colusión. Ambos consorcios negaron las sospechas y culparon al arrendador por la presentación del mismo documento.

El contrato se lo ganó otra unión temporal (Alimentando Yopal 2019). 

La otra firma que operará en el Dique es la Fundación para el Desarrollo Sostenible de los Pueblos, un contratista con procesos que suman $1.284 millones y con nueva razón social desde el pasado 15 de enero. Cuando concursó por el PAE de Bolívar se llamaba Fundación Betel Casa de Dios. Es la tercera vez que esta organización, inscrita desde 2013 en la Cámara de Comercio de Montería, cambia de nombre. Inicialmente se llamó Fundación Integral por un mejor mañana.  

Entre sus contratos de alimentación escolar están el PAE de San Antero y la dotación de equipos para el PAE de Sahagún, en 2018. También intentó ganarse el PAE de Manizales este año por $10.099 millones. 

El operador de los Montes de María

La Unión Temporal Montes de María 2020 repartirá las raciones de comida en las escuelas de esa subregión, por $5.660 millones. La integran las fundaciones Alimentando a Colombia y Proniños de hoy para hombres del mañana.

Registrada desde 2009 en la Cámara de Comercio de Cartagena, esta fundación es una megacontratista de la alimentación escolar de Bolívar: solo entre 2017 y 2019 recibió $21.083 millones en contratos, como miembro de tres uniones temporales. También se ganó parte del PAE de María La Baja en 2018.

Fue cuestionada por el comité evaluador del PAE de Yopal en 2019 por presentar, como integrante de la UT Nutriendo Yopal 2019, un contrato de arrendamiento idéntico al de otro oferente, lo que hizo sospechar a los evaluadores de fraude o colusión. Sospechas que el privado negó.

También pujó por el PAE de Cartagena en 2019, en un proceso que fue declarado desierto porque la Alcaldía terminó contratando a través de la Bolsa Mercantil de Colombia. En esa puja participó como miembro del consorcio Alimentación Saludable (junto a la Corporación para la Asistencia Integral – Corporasin, contratista del PAE de Bolívar 2020), pero no fue habilitada porque no presentó el certificado de unos aportes a salud y pensión, ni tampoco pasó la evaluación técnica, pues la experiencia que acreditaba manejando alimentos no era la estipulada por el pliego.


La Fundación Proniños de hoy para hombres del mañana es el otro integrante de esta unión temporal que trabajará en los Montes de María. Es una entidad sin ánimo de lucro, registrada desde 2007 en la Cámara de Comercio de Bogotá. Ha recibido, al menos, 11 contratos con entidades estatales como el ICBF, el Ministerio de Educación Nacional y las alcaldías de Tenjo, La Calera, Sibaté y Mosquera, que suman $3.998 millones. 

Fue señalada en 2013 por la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de integrar un cartel de alimentos, liderado por el empresario y exdiputado de Cundinamarca Miguel Ángel Villalobos Sabogal. Según esa entidad, la Fundación logró sobreponerse a multas y sanciones por la entrega tardía y el estado irregular de las raciones de comida en las escuelas de Cundinamarca.

El operador de Depresión Momposina y Loba

La alimentación en los colegios de la Depresión Momposina y Loba, por $6.930 millones, será entregada por el Consorcio Alimentando Sonrisas, representado por Juan Carlos Solano Ortega, un veterano contratista del PAE. Lo integran la Fundación Sustento y la Corporación para la asistencia integral (Corporasin).


La Corporación para la asistencia integral, Corporasin, está matriculada en la Cámara de Comercio de Cartagena desde 2005. Entre 2014 y 2019 ganó contratos, a nombre propio y como miembro de consorcios, que sumaron al menos $29.431 millones, siendo el 89% de ellos procesos de alimentación escolar.

Su representante es Juan Carlos Solano Ortega y desde su creación, esta entidad sin ánimo de lucro ha tenido cuatro nombres. Antes de Corporasin, se llamó Corporación Alianza Comunal para Colombia, Corporación Alianza por Colombia (Corpoalianza) y Corporación Alianza.

Su lío más sonado se remonta a 2014, cuando ganó, con el 40% de participación en la unión temporal Ananias Santander, el contrato para operar el PAE en 82 municipios no certificados del departamento de Santander, por $16.573 millones. Ese contrato, a ejecutarse de enero a septiembre, fue suspendido en julio de ese año por la Gobernación tras recibir reportes de incumplimientos.

Según un informe de la interventoría, la unión temporal no cumplió con la capacitación reglamentaria a las manipuladoras para el suministro de alimentos, desde marzo empezó a incumplir con la entrega de alimentos en algunas escuelas y en otras la cantidad de alimentos no alcanzaba, evidencia de una mala planificación para la ejecución del contrato. Además, en visitas a varios municipios, la firma interventora comprobó que, como lo habían reportado algunos docentes, a los menores les cobraban hasta $2.100 pesos semanales por las raciones que les entregaban.

Tras ese rosario de irregularidades y luego de audiencias en las que la unión temporal tuvo espacio para su defensa, el 11 de agosto de 2014 la Gobernación de Santander impuso una multa de $497 millones por el incumplimiento parcial de los compromisos adquiridos.

Por ese mismo contrato, en agosto de 2015, el Ministerio del Trabajo formuló cargos en contra de la Gobernación de Santander y cada una de los entidades integrantes de la unión temporal Ananias Santander, entre ellas la firma de Solano Ortega, por la presunta evasión en la afiliación y el pago a la seguridad social integral en pensiones a los empleados que ejecutaban el PAE.

Eran cerca de $700 millones los que adeudaba la unión temporal a manipuladoras, transportadores y demás empleados, según reseñó La FM

La Fundación Sustento, la otra integrante del consorcio operador en la Depresión Momposina, ha obtenido contratos de alimentación escolar, a nombre propio o como miembro de consorcios, por $17.159 millones. Es una entidad sin ánimo de lucro matriculada en la Cámara de Comercio de Barrancabermeja desde junio de 2017. Ese año hizo dos cambios clave: dejó de llamarse Fundación Jóvenes Positivos y se mudó de Cartagena a Barrancabermeja. 

Su objeto social es amplio e incluye actividades como: manejo de alimentos, suministro de implementos de aseo, organización de actividades educativas y eventos de promoción de derechos humanos en comunidades vulnerables. Su representante legal y directora ejecutiva es Estefani del Carmen Guzmán Ávila. 

No es la primera vez que esta entidad contrató como integrante de una unión temporal o consorcio junto a Corporasin: ya en 2019 las dos se habían ganado, como parte del Consorcio Alimentando el futuro Bolívar, uno de los contratos del PAE de ese departamento. En 2018, también ganaron juntas el PAE de Barrancabermeja. 

El operador del Magdalena Medio y La Mojana

Las raciones de alimentos en las escuelas del Magdalena Medio y La Mojana bolivarense serán entregadas este 2020 por la Unión Temporal Nutriendo Escolares, conformada por las mismas organizaciones que manejaron ese PAE el año pasado: la Organización Tiempos de Paz y la Fundación Innovación Próspera, antes Fundación Alimentos Energéticos. 

El contrato de 2020 está tasado en $6.727 millones y el de 2019 fue por $12.734 millones, bajo el nombre Unión Temporal Niños llenos de alegría.


La Organización Tiempos de Paz es una entidad sin ánimo de lucro, megacontratista de la alimentación escolar de Bolívar. Entre 2017 y 2019 facturó $23.105 millones como miembro de tres uniones temporales que se ganaron varios lotes del PAE, durante la administración de Dumek Turbay. También ha obtenido, a nombre propio y en distintos departamentos, contratos por $8.176 millones con objetos diversos, entre ellos: servicios de gestión, de construcción y educativos.

Representada por Carlos Vásquez Salgado, está inscrita desde el 2000 en la Cámara de Comercio de Cartagena. Tiene sede en Barranquilla, cuenta con 126 empleados y nació en Magangué.

En 2019 presentó documentación falsa en la licitación del PAE de Cartagena, denunció BLU Radio. Presentó un supuesto contrato por $8.278 millones entregado por la Diócesis de Sincelejo, como miembro del Consorcio Cartagena con Futuro, del que también hizo parte la Fundación CEA Cartagena -otra contratista del PAE de Bolívar este año-. 

 La Alcaldía descartó ese proceso y contrató el PAE a través de la Bolsa Mercantil de Colombia.


Innovación Próspera, antes Fundación Alimentos Energéticos, está registrada desde 2018 en la Cámara de Comercio de Magangué. Inicialmente, tenía domicilio en Turbaco. Su representante es Yeimi Patricia Murcia Guevara.

Además del PAE de 2019, como Fundación Alimentos Energéticos este contratista logró el contrato del PAE de 2018, al hacer parte de  la unión temporal PAE Mojana.

Una respuesta a “PAE de Bolívar 2020: nuevos operadores, la misma telaraña de contratistas

  • Hasta cuando viviremos sumergidos en tanta maraña de mentira tanto abuso y los mismos haciendo de las suyas y nada pasa en cambio a personas inocentes como nuestro amigo y exsenador Héctor julio alfonso López víctima del estado lo siguen persiguiendo y acusando siendo un hombre inocente la esperanza de un pueblo que cada dia se un de más por culpa de tanto bandido haciendo de las suyas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This