fbpx
La contratación de los primeros 12 meses de mandato de William Dau estuvo marcada por la pandemia por coronavirus. /Foto: Ofiprensa Alcaldía de Cartagena.

La contradicción de Dau con su aumento salarial

En el ‘Libro Blanco de la Corrupción’, la administración de William Dau expuso posibles irregularidades en el incremento salarial decretado por los alcaldes entre 2017 y 2019. Sin embargo, terminó incurriendo en la misma práctica que criticó.

Un reajuste salarial que el alcalde William Dau decretó en diciembre pasado terminó evidenciando, una vez más, contradicciones en el discurso del mandatario, además de desconocimiento sobre las normativas que regulan los reajustes salariales de los funcionarios distritales.

Resulta que a través del Decreto 1618 del 24 de diciembre de 2020, Dau ordenó un aumento salarial para él y para todos los empleados de planta de la Alcaldía Mayor de Cartagena para este 2021. En ese acto administrativo estableció un incremento del 8% con respecto a los salarios de 2019, por lo que desde este mes, el mandatario comienza a ganar $12.790.438 mensuales más gastos de representación.

Ese incremento causó controversia, ya que generó dudas entre algunos concejales sobre la legalidad del decreto al no haber pasado previamente por el Concejo. 

Más allá de esa discrepancia legal, con ese aumento, Dau terminó reajustando los salarios de la misma manera que en julio pasado criticó en su Libro blanco de la Corrupción, una publicación con la que el mandatario ha denunciado las supuestas irregularidades que encontró en las distintas dependencias del Distrito. 

En la primera entrega de esa publicación, Dau mencionó que los mandatarios que lo antecedieron, entre 2017 y 2019, se aumentaron el sueldo sin que mediara autorización alguna de los concejales, y dio a entender que eso estaba por fuera de la ley. 

Sin embargo, según abogados consultados por La Contratopedia y una revisión de la literatura legal, hay una mala interpretación de la ley tanto del alcalde Dau, cuando cuestionó a sus antecesores, como de quienes ahora lo critican a él por haberse reajustado el salario sin pasar por el Concejo.

De hecho, por otras acusaciones realizadas en el Libro Blanco de la Corrupción, algunos de los involucrados como el exalcalde Pedrito Pereira comenzaron a tutelar al gobierno de Dau para que rectifique, invocando su derecho al buen nombre. 

El aumento que Dau autorizó 

El alcalde Willian Dau expidió en diciembre pasado un decreto que le dio luz verde al aumento salarial de los funcionarios distritales para este 2021. Allí fijó un aumento del 8%. Ese decreto modificó uno expedido el 8 de mayo de 2020, en el que se estableció un aumento del 5.12% con respecto a los salarios de 2019.

El reajuste decretado en diciembre resultó de un acuerdo con las organizaciones sindicales de empleados públicos de la Alcaldía de Cartagena, con quienes la administración actual comenzó un proceso de negociación a principios de febrero, pero que se interrumpió por la llegada del Covid-19 al país. Solo en julio pasado se reiniciaron las conversaciones que buscaron también otros beneficios laborales. 

Las dos partes, Distrito y trabajadores, llegaron a un arreglo final en noviembre, y en diciembre Dau expidió el decreto con el incremento acordado que comenzó a regir desde el primero de enero pasado.

Ese aumento salarial generó críticas entre algunos concejales. Algunos de ellos alegan que según el Decreto 314 de 2020, que fija los límites máximos salariales de gobernadores, alcaldes y empleados públicos, cualquier cambio en el salario del alcalde debe ser aprobado por el Concejo. Otros, en cambio, dicen que eso no es necesario, y que mientras en el presupuesto distrital esté estipulado el aumento salarial, el alcalde no incumple ninguna norma. 

Ninguno de los dos reajustes salariales realizados hasta ahora por el gobierno de William Dau, ambos en 2020, fueron discutidos en el Concejo.

El manto de duda

En el Libro Blanco de la Corrupción, el mandatario describió como irregulares los incrementos realizados entre 2017 y 2019 por los alcaldes que lo antecedieron, pues estos tampoco fueron autorizados por el Concejo distrital.


En esa publicación la dirección de Talento Humano manifestó que: 

Desde el año 2017 hasta el 2019, el Alcalde Mayor de Cartagena de Indias, se incrementó el salario anualmente, sin mediar autorización del Concejo Distrital de Cartagena para ello, incumpliendo lo establecido las disposiciones de las normas vigentes, por lo que presuntamente hubo una omisión de funciones del Alcalde Mayor de Cartagena, que podría generar presuntas responsabilidades disciplinarias”.

Sin embargo, al consultar el Decreto 314 de 2020 y el Concepto 45351 de 2019, que comprenden varias disposiciones de la Corte Constitucional y la Constitución Política sobre el reajuste o aumento salarial y las facultades del Concejo al respecto, se lee que la labor del Concejo es fijar el límite máximo salarial a partir del decreto expedido por el Gobierno Nacional para la respectiva vigencia fiscal. 

Los alcaldes, por su parte, deben fijar la asignación básica mensual y el incremento anual de su salario y el de los demás cargos de la entidad, a partir de lo estipulado por el Concejo. 

Pedrito Pereira, uno de los exmandatarios mencionados en el Libro Blanco, aseguró que en el aumento salarial que decretó para 2019 respetó los parámetros y topes fijados por el Gobierno Nacional. 

Dicho esto, ni Dau está incumpliendo ninguna norma, pues su salario para este 2021 no es mayor al límite mensual de $17.040.962, ni la denuncia que realizó en el Libro Blanco de la Corrupción está suficientemente fundamentada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe

Share This