También llamada porcentaje, tajada o comisión, es una suma de dinero ilegal que los privados les pagan a los funcionarios para ganarse los contratos. Las sumas, pagadas en efectivo y tras acuerdos ilegales, suelen salir del monto total de los contratos, lo que muchas veces afecta la calidad final de las obras públicas.

No hay certezas sobre el valor de esas comisiones, que varían según el monto de los  contratos. Extraoficialmente, algunos contratistas hablan de pagos entre el 10% y el 20%.

Suscríbete a La Contratopedia Caribe